Home / policiales / San Luis: un abogado fue víctima de un secuestro virtual

San Luis: un abogado fue víctima de un secuestro virtual

Le dijeron que habían secuestrado a su hija. Los delincuentes lograron cobrar más 20 mil pesos. El supuesto rescate se cobró en la provincia de Córdoba.
El personal de la División Delitos de la provincia de San Luis investiga un caso de extorsión telefónica ocurrido el miércoles en la tarde. La víctima es un abogado de apellido Egel, de 53 años, oriundo de Villa Mercedes.
El hombre denunció que el miércoles, cerca de las 14.15, mientras estaba en su casa ubicada en esa ciudad, recibe un llamado al teléfono fijo donde le indicaban que algo había sucedido con su hija, de 18 años, que estudia en la ciudad capital. Luego le hicieron encender el teléfono celular y de allí no le permitieron cortar más la llamada. El hombre accedió a realizar todos los pedidos del delincuente porque le hicieron escuchar el llanto de una mujer, que lo hizo presumir que era su hija.
A partir de allí comienza a darle una serie de instrucciones que derivan incluso a que el damnificado tenga que viajar a la ciudad de San Luis a cambiar unos 5000 dólares por pesos argentinos (20.750 pesos).Le hacen incluso comprar un teléfono liberado y un chip.
Después de cambiar el dinero, le ordenan que busque la sucursal de la empresa WESTERN UNIÓN  situada en el edificio del Correo Argentino, para que efectúe una transferencia de dinero, cosa que se concreta en dos transacciones (dos de 6.000 pesos cada una) y las realiza a una mujer con dirección en Córdoba Capital.
Minutos antes de 18,00 horas, el delincuente le ordena por teléfono al damnificado que se dirija al Supermercado Walt –  Mar y realice en la oficina de WESTER UNION que allí se encuentra, otras dos transferencias de dinero en efectivo.
Cuando el hombre corta la comunicación con el presunto captor, le da aviso a su esposa de lo que estaba pasando y se dirige al departamento de su hija, pero no la encontró. Minutos después su esposa le avisa que su hija estaba en el gimnasio.

Sobre gladys aguilar