Home / economía / Diagnóstico de la Ganadería Mendocina

Diagnóstico de la Ganadería Mendocina

“La ganadería Argentina ha sufrido un desplazamiento de las zonas de producción, como consecuencia de la agriculturización de los ambientes con mejores aptitudes agrícolas, por tal motivo la provincia de Mendoza ha tenido un marcado crecimiento de cabezas ganaderas y un incremento de la actividad tanto en  campos naturales, como en las zonas bajo riego”.

Así lo publica el sitio de la Sociedad Rural de Valle de Uco, quien a través del Observatorio de sectores analiza cómo el sector ganadero ha crecido y explica las razones.

Panorama Nacional de la Ganadería
Si bien el stock y el alojamiento geográfico de la ganadería es muy dinámico, podemos estimar que la lechería seguirá y se alojará cerca de las grandes urbes y centros de procesamiento y comercialización, en tanto que la ganadería de carne se vio y se verá desplazada hacia zonas con tierras de aptitud de uso más marginal (Zonas extra-Pampeanas)

Este desplazamiento de la ganadería de carne, también explicaría el descenso en la relación ternero vaca que se ha venido sosteniendo en los últimos años, como una baja de la “eficiencia tecnológica” en donde podemos incluir la faltante en la implementación de los forrajes conservados, pasturas adaptadas a distintas condiciones edafo-climáticas,  manejo adecuado de los pastizales naturales, como una posible causa de esta baja de eficiencia, por una alimentación no acorde a las necesidades de los rodeos.
Panorama de la provincia de Mendoza

La ganadería Argentina ha sufrido un corrimiento de las zonas de producción, como consecuencia de la agriculturización de los ambientes con mejores aptitudes agrícolas, por tal motivo la provincia de Mendoza ha tenido un marcado crecimiento de cabezas ganaderas y un incremento de la actividad tanto en  campos naturales, como en las zonas bajo riego.

En las últimas décadas ha habido un aumento de las precipitaciones, con un corrimiento de las isohietas hacia el oeste, sin tener en cuenta la sequía que azotó a gran parte del país en las campañas 2008-2009-2010 produciendo una marcada disminución de cabezas en nuestra Provincia.  El diseño un paquete de tecnología con componentes como forrajes conservados y especies genéticamente adaptadas a distintos sistemas de producción, es el puntapié inicial para comenzar a trabajar en la cría, recría  y engorde de animales en la provincia.

La ganadería bovina local ha alcanzado una significativa importancia económica, especialmente en Gral. Alvear, San Rafael, Malargüe, Valle de Uco y La Paz. La Provincia cuenta con una existencia de alrededor de 450.000 cabezas, de las cuales unas 250.000 son madres, las que producen unos 150.000 terneros donde un alto porcentaje de los mismos se comercializa  para ser recriados en otras provincias como La Pampa y San Luis.
Situación actual del secano de la Provincia

La sequia es un factor que ha marcado negativamente los planteos de cría llegando en algunos casos al extremo que el productor decida eliminar la totalidad de los vientres del establecimiento. Las consecuencias que esto ocasiona son de alto impacto para la actividad, algunas de ellas son la pérdida de genética que se logró con el trabajo de décadas y la imposibilidad de recuperar se stock debido a los altos precios de nuevos vientres.

Para los campos que, si bien bajaron la cantidad de cabezas, hoy poseen  vientres  y apuestan a la ganadería Mendocina  la potencialidad de producción es elevada.

En las últimas décadas la provincia viene ganando prestigio en cuanto a la calidad de terneros producidos como consecuencia a la incorporación de genética y a una mejora en la calidad alimenticia de los rodeos, pero es largo el trayecto que falta recorrer como para posicionarnos en el país, como provincia ganadera.
Estrategia de Mejora de la Cría Mendocina

En la provincia para poder trabajar de forma adecuada se debe hacer una separación de cuatro áreas productivas:
Sureste abarcando el área de mayor cantidad de cabezas que son los departamentos de San Rafael, Gral. Alvear, Santa Rosa y La Paz.
Centro abarcando parte del Valle de Uco y Rivadavia, esta zona es la segunda en cuanto a la cantidad de Cabezas.
Suroeste esta zona presenta la característica de producción en las cercanías a la precordillera abarcando parte de los departamentos de Valle de Uco. San Rafael y Malargüe.
Norte abarcando principalmente el departamento de La Valle.

Esta categorización es necesaria para poder trabajar en la mejora de la ganadería de Cría de la provincia.

Si bien en cada zona las características edafo-climática son diferentes los campos naturales de la provincia han tenido un deterioro paulatino de los pastizales naturales con la consecuencia de una marcada baja en la productividad forrajera por hectárea, recuperándose aquellas áreas en donde las precipitaciones son más abundantes (zona 1)  una estrategia para revertir esta realidad es lograr un correcto apotreramiento de los establecimientos y una adecuada distribución de aguadas para que en los mismos se pueda realizar un entore estacionado y de esta forma controlar las demás variables como manejo de pastizales, manejo nutricional de Vacas, correcta sanidad y elegir la fecha de parición para que los terneros tengan una alimentación acorde a los requerimientos. Este paso demanda una alta inversión a nivel de productor lo que conlleva a que solo el 10% aproximadamente de los mismos hayan realizado dicha práctica.

Otra alternativa técnica que se está implementando recientemente en la provincia es la de rolado de pastizales para lograr una implantación de especies como son el Buffel Grass y Pasto Llorón. Donde los costos de esta tecnología son relativamente elevados en comparación de los costos de la hectárea de producción.

Como se nombro anteriormente la provincia viene incorporando genética de la mano de cabañas de La Pampa, principalmente donde los reproductores no están adaptados a las condiciones edafo-climáticas de la provincia y hay un gran porcentaje de los mismos que no son funcionales, produciendo esto un gasto para los productores sin beneficio alguno.

Para afrontar y solucionar esta realidad como alternativa se plantea la incorporación de genética sobre los vientres con mejor aptitud productiva de cada uno de los productores, para que de esta forma la descendencia presente una buena aptitud carnicera adaptadas a nuestras condiciones.

Para que las tecnologías puedan llegar y salir como producto de cada una de las zonas de producción hace falta infraestructura adecuada como buenos caminos, disponibilidad de energía eléctrica y técnicos en terreno para acercar herramientas a los productores y hacer eficiente el uso de los recursos de la provincia.
Ejes estratégicos para una cría sustentable en la Provincia

Sectorización de la ganadería de cría Bovina.
Apotreramiento de cada establecimiento para lograr un correcto manejo de los pastizales y rodeos.
Distribución y construcción de aguadas para un mejor aprovechamiento de los pastizales naturales y así disminuir la degradación de las áreas de sacrificio.
Incorporación de equipos para servicio de rolado con o sin implantación de pasturas en zonas ya degradadas.
Fortalecimiento al Plan Genético Provincial.
Correcto mantenimiento de caminos en cada una de las zonas de producción e incorporación al sistema de consorcios ganaderos para atender tal fin.

Situación Actual de Áreas Irrigadas
Como punto de partida debemos aclarar que para el área irrigada de la provincia se debe realizar una sectorización de los oasis en Norte, Centro y Sur ya que los mismos presentan diferentes realidades y características de producción.

En la mayoría de las áreas irrigadas de la provincia se desarrolla la ganadería en mayor o menor escala y de esta forma se incorporan tecnologías que hacen a la eficiencia de producción de carne bajo riego, como departamento que hoy hace punta en la adquisición de tecnologías a nivel de productor es San Carlos, pero cabe aclarar que no es el departamento que mayor cantidad de cabezas incorpora al sistema bajo riego.

En la actualidad la provincia atraviesa por emergencia hídrica la cual se estima perdurara a lo largo del año, lo que hace pensar en sistemas de riego eficientes y sustentables para llevar a cabo la diversidad de producción que hoy poseemos incluyendo la de forraje para producción de carne bajo riego.

El panorama ganadero que se observa sobre el área irrigada es un tanto más sostenible y perdurable en el tiempo ya que se está afirmando en la recría de novillos y vaquillonas producto de los campos naturales de la zona, donde la base alimenticia es verdeos de invierno, verano y alfalfa ya sea como heno o pastoreo directo.

En los dos últimos años se ha incorporado a la cadena forrajera el silaje de Maíz planta entera y con muy buenos resultados, a pesar de la poca experiencia de los productores.

Debido al estudio en terreno del panorama actual de las distintas zonas se sugiere trabajar con un grupo acotado de especies vegetales que serian la alternativa productiva para llevar a cabo planteos de recría, engorde en las diferentes zonas de producción.

Las especies destinadas al proyecto ganadero son:
Especie vegetal     Finalidad productiva
Alfalfa     Producción de forraje como heno o para pastoreo directo de diferentes producciones.
Sorgo Forrajero     Producción de forraje con alta eficiencia en el uso del agua, para consumo directo.
Sorgo silero     Producción de forraje para la confección de silo, con potenciales de rendimientos superiores al Maíz en ambientes con bajos niéveles hídricos y de fertilidad.
Grama Rhodes     Producción de forraje y recuperación de suelos con problemas de salinización.
Pasto llorón     Producción de forraje para consumo directo en campos naturales.
Digitaría     Producción de forraje para consumo directo en campos naturales y en aquellos donde el recurso hídrico sea escaso.
Buffel Grass     Producción de forraje para consumo directo en campos naturales y en aquellos donde el recurso Hídrico sea escaso.
Maíz     Producción de grano y producción de forraje para la confección de Silaje.

Realidad de los distintos Oasis
Oasis Sur: En esta zona la actividad bajo riego viene en detrimento en las últimas décadas ya que las inclemencias climáticas han azotado las zonas de producción, creciendo de esta forma las hectáreas bajo riego en abandono, que presentan una potencialidad enorme para la producción de carne bajo riego, cabe aclarar que no todas las hectáreas en esta condición son aptas para cultivos forrajeros y que los niveles de agua no son suficientes, como así también hay una pobre infraestructura de riego como represas y sistematización del mismo.

La potencialidad de rendimiento en materia seca por hectárea se encuentra limitada al volumen de agua y a la fertilidad que se le ofrece como insumo externo, ya que en esta zona predominan suelos de poca fertilidad y con bajo contenido de Materia Orgánica

Oasis Centro: En esta zona la ganadería bajo riego se vine desarrollando de forma eficiente y con una constante adopción de tecnologías a nivel de productor debido a que los mismos subsidiaban la actividad con ingresos de producciones Fruti-Horticolas.
Esta realidad es posible siempre y cuando sea un complemento de la actividad frutí-hortícola.

Un punto  a tener en cuenta para explotar el potencial de la zona es poder adquirir maquinarias con mayor capacidad operativa, como son las maquinas de picado de forraje para la confección de silo y también pensar en el aprovechamiento de todos los sub productos de la industria fruti-hortícola y vitivinícola.

En esta zona, al igual que en las demás, hay un nicho de producción no explotado como son las áreas que presentan salinización de suelos, para las cuales hoy en día se dispone de materiales genéticos adaptados a dichas condiciones.

Oasis Norte: En esta zona se han ubicado grandes emprendimientos de recría y engorde de Novillos, pero la mayoría importan los alimentos de otras zonas de producción del país.

La realidad de la zona indica que el potencial de crecimiento es elevado siempre y cuando se incorporen tecnologías de producción de forraje bajo riego.
Ejes de desarrollo para la producción de carne bajo riego en la Provincia

Debido a que el potencial de producción del área bajo riego de la provincia se encuentra estrechamente ligado a la cantidad de recurso hídrico disponible se debería trabajar en aumentar la eficiencia de utilización de dicho recurso, como es la construcción de represas para de esta forma incorporar riegos por aspersión o gravitacionales de mayor eficiencia.

Otro punto a trabajar es la incorporación de maquinaria con mayor capacidad operativa para las zonas con mayor potencial de producción por hectárea.

Técnicos en terreno para transferir y adaptar tecnologías de producción utilizadas en las zonas del país donde se asienta la mayor cantidad de cabezas bovinas.

Como  alternativa a remarcar se destaca el urgente desarrollo de tecnologías para el aprovechamiento de los subproductos de industria fruti-hotícolas y vitivinícola con la finalidad de alimentación para la recría y engorde en complemento de las pasturas bajo riego.
Conclusiones

Si bien la actividad ganadera ha tenido un gran auge en la provincia, se puede observar un amesetamiento debido a una baja en los precios de los productos locales, con altos aumentos en los costos de producción, lo que fortalece la recría de los terneros por una mejor conversión de alimento a carne no sucediendo lo mismo con el engorde que es altamente demandante de grano de Maíz insumo de alto costo en la provincia por el componente flete.

De acuerdo a lo mencionado la producción Ganadera provincial deberá incorporar tecnologías y financiamiento sobre los campos de cría ya que es la actividad que va a traccionar la cadena productiva respecto de la ganadería provincial, aumentando de esta forma la cantidad de terneros que podremos recriar a bajo costo y dicha actividad se puede complementar con los cultivos frutihorticolas.

Sobre Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias