Home / sociedad / “Se vende al uranio como energía limpia, pero es la peor de todas”

“Se vende al uranio como energía limpia, pero es la peor de todas”

El especialista chubutense Roberto Ochandio explicó los riesgos de contaminación que dejan las minas de uranio y las consecuencias que podrían traer sus residuos para la población cercana. Ochandio es geógrafo y ex trabajador petrolero, además de tener conocimientos de residuos mineros es experto en extracción petrolífera por el método fracking. Brindó una charla el viernes en San Rafael y el lunes disertará en la Escuela Normal.

El especialista aprovechó sus vacaciones en el departamento para dar algunas charlas de concientización a sabiendas de la problemática Sierra Pintada. Ochandio explicó que la escasez de petróleo a nivel mundial que se comenzará a sentir en algunos años y la contaminación que otras formas de obtención de energía como el uranio traen al ambiente, nos obliga a pensar en energías limpias.

“Hay que saber todo el proceso del uranio desde que se extrae hasta que se convierte en energía, el uranio se vende como energía limpia, pero es la peor de todas”, expresó el geógrafo. Ochandio comenzó a interesarse por la temática cuando en su provincia se propuso la instalación de una minera de en Cerro Solo.

“El problema de la extracción de este mineral es que una vez que llega a la superficie, se retira pero la contaminación queda”, expresó. El método utilizado en nuestra zona es retirar la piedra, molerla hasta que queda en forma de polvo y luego agregar ácido sulfúrico para que se libere el uranio, “Todo esto hace que se liberen elementos radioactivos, gas radón, plutonio entre otros que se activan en el momento en que los sacaron a la superficie”, explicó Ochandio.

Una vez que se obtuvo el uranio al que se llama “torta amarilla” se retira y el resto de la roca y contaminantes quedan en el dique de cola “Todo ese material está activado para que empiece a descomponerse, lo que no tendría que haber pasado ya lo hicimos y está en la superficie”, expresó el especialista.

Algunas de las afecciones que producen los residuos de la extracción de uranio son en principio el gas radón que afecta al esqueleto reemplazando el calcio de los huesos. Afecta a los riñones y a los pulmones. Ochandio destacó además que el uranio es mucho más dañino como metal pesado que como material radioactivo, lo que muchas veces es considerado al revés.

En cuanto a los controles de los residuos mineros, el caso de Sierra Pintada es especial ya que además se utilizó como territorio para depositar desechos de otras actividades mineras, por lo que la situación se agrava. El geógrafo explicó que desde el estado representado en este caso por la CNEA, no realiza los controles adecuados, “El problema es que los únicos que pueden hacer en Argentina el análisis de los residuos son de la CNEA y nunca van a confesar que están contaminando. Ellos son el estado, ese es el problema no es una cuestión de regulación y control solamente, el Estado está a cargo de todo esto”, expresó Ochandio.

Otro de los puntos de la charla fue la utilización de energías renovables y la importancia de la concientización sobre el consumo de productos derivados de la minería. Ochandio también participará de la charla que se realizará el lunes a las 18 en la escuela Normal Superior donde dos expertos en fracking disertarán sobre el proceso y consecuencias de esta actividad.

Sobre Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias