Home / opinión / Derrumbe educativo, la culpa no es del cartero

Derrumbe educativo, la culpa no es del cartero

El video que se viralizó, de una docente frente a un curso del DAD, no puede ser visto fuera de su contexto. Es parte de una sucesión de hechos, como la agresión que sufrió el director de una escuela de Palmira, los robos sucesivos a distintas escuelas, los chicos que van armados a su lugar de estudio, los edificios escolares que tuvieron que cerrar sus puertas por falta de gas y así se podría continuar enumerando cientos de casos que confirman el derrumbe del sistema educativo.

La primera conclusión a la que llegamos es que la responsabilidad es del estado, de lo contrario no podremos continuar indagando sobre el derrumbe educativo.
Se dice que el estado está ausente, pero no es así. Desde el Ministerio de Educación de la Nación y la DGE hay una línea, que tiene entre sus principales ejes, el objetivo de desmoralizar a los docentes y arrancarles sus conquistas históricas. De esta manera responden a los intereses de los que quieren hacer negocios con la educación y necesitan a los trabajadores del sector lo más precarizados posible.
La política del Estado contra los docentes en muchos casos no ha sido disimulada e inclusive desde el poder ejecutivo han partido ataque directos, que en las escuelas se van a recordar por siempre como por ejemplo las palabras de CFK diciendo que: “Con trabajadores que gozan de estabilidad frente al resto de los trabajadores, con jornadas laborales de 4 horas y 3 meses de vacaciones, cómo es posible que sólo tengamos que hablar de salarios y no hablemos de los pibes que no tienen clases”.

¿La salida está en la calidad?

Pero además del Estado los organismos financieros internacionales juegan un rol casi fundamental en nuestros programas educativos. El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo son importantes fuentes de financiamiento de los países denominados en “vías de desarrollo”. Por supuesto que como toda entidad bancaria estos organismos exigen ciertos requisitos: primero que el presupuesto educativo sea cada vez más reducido y en segundo lugar que el lucro se haga carne dentro del mundo de la educación. Así el banco se asegura de que sus deudores van a contar con fondos suficientes para pagar  los intereses más usurarios del mercado.
La introducción del concepto de calidad dentro del mundo de la educación tiene su origen en las oficinas de todos estos bancos. Brevemente se puede explicar en qué consiste la “calidad”  a la ellos hacen referencia. Cuando hablan de la misma no piensan en evaluar para que las escuelas se conviertan en centros de investigación científica al servicio de las necesidades populares. Sino en crear un estándar que de legitimidad al recorte de contenidos (por ejemplo en Perú una escuela se considera de calidad si los chicos de tercer grado saben escribir 60 palabras) y por otra parte ponga en el centro del derrumbe educativo a los docentes, a los estudiantes y a sus familias que deben ser evaluados. Mientras que nadie juzga al verdadero responsable que es el Estado.
Todo esto viene de un razonamiento empresarial incorporado en la administración pública durante la última dictadura y revitalizado durante la década menemista. Introducir la gestión de la calidad total, que tiene como principal herramienta la medición a través de índices (matrícula, ausentismo, repitencia, deserción, aplazados), sería como cambiar todo para que nada cambie.
Es decir más de lo mismo pero reglamentado por ley y avalado por los famosos observatorios o institutos que van a terminar aumentando la presión sobre los docentes y así el Estado contará con más fuerza para castigar al trabajador que se sale del estándar y lucha por defender la escuela pública.
Defendamos la escuela pública.
La presión a la que somos sometidos los trabajadores de la educación es intensa: “los números tienen que cuadrar, hay que mantener el dibujo, tenemos  que revisar la práctica docente, tomar tres veces el trimestral, entregar las notas a tiempo porque pidieron las estadísticas de supervisión, volver a revisar las evaluaciones, recortar contenidos, ir a un curso que bajan desde la DGE (que no sirve para nada), hacer los planes, llenar más papeles, atender a los chicos que llegan con maltrato familiar, ver como se puede hacer para prender la estufa, correr de una escuela a otra, esquivar las balas a la salida de alguna escuela, reconocer al hijo del transa o el puntero político del barrio y tratar de caerle bien porque a la salida se complica de verdad, derivar los casos problemáticos a alguien que jamás le va a dar una solución, pensar como llegar a fin de mes y hacer malabares con la tarjeta de crédito y en algunos casos pararse frente a un narco o alguna patota que quiere cobrarse cuentas con alguno de nuestros chicos en la puerta de la escuela”.
El video la docente del DAD revela algunas cosas que son muy importantes: que exista una filmación solamente con reacciones de este tipo nos habla de la paciencia y la entrega de los docentes hacia su tarea; es una clara señal de que el derrumbe educativo nos ha llevado a una situación que ya no da para más y por último pero no menos importante debemos advertir a los docentes de la provincia que la “gestión” de los colegios de la universidad esta bajo la orbita de la UCR.  Partido político que se hará cargo en unos meses de los destinos de la educación provincial y va a tener en sus manos la posibilidad de sancionar una nueva ley de educación.
La salida al derrumbe educativo debe darse en un frente único de trabajadores y estudiantes en defensa de la escuela pública compartiendo una lucha por conquistar condiciones materiales que permitan desarrollar el proceso enseñanza aprendizaje atendiendo a los intereses de la Mendoza que trabaja: salario mínimo igual a la canasta familiar por un cargo; jubilación con 25 años de servicio y del 82% móvil; un máximo de 25 alumnos por curso; edificios en condiciones; becas para todos los estudiantes que lo necesiten y boleto educativo gratuito.
Solamente exigimos que todos los docentes puedan cumplir el sueño que los llevo a elegir su carrera, que es tener la posibilidad mediante la educación de conocer el mundo y poder transformarlo junto a los estudiantes.

Martin Dalmau
Docente de la escuela media
Diputado provincial

Sobre Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias