Home / policiales / Misterio en la desaparición de una docente en Merlo

Misterio en la desaparición de una docente en Merlo

La mujer se llama Gilda Mercau y hoy se cumplen 6 días de su desaparición, y sin datos que aportar a la investigación.
La docente merlina salió de su casa el martes 13 antes de la medianoche en su auto, y no se supo más de ella.

Sin documentos. Quizás sin dinero. Con un auto con problemas mecánicos, así crece el misterio sobre Gilda Mercau. Por el caso, el jefe de la comisaria 26 de Villa de Merlo, Carlos Ortiz, afirmó que “no hay indicios sobre el posible paradero” como tampoco del automóvil Fiat 128 Súper Europa color crema, en el cual la docente merlina partió de su casa y nunca más se supo de ella. Ortiz mantuvo en la noche del sábado una reunión con familiares y allegados a Gilda, encuentro que se realizó en la casa de los padres de la docente, donde funciona la coordinación de la búsqueda. En esa vivienda -ubicada en calle Cerro Azul casi Cnel. Mercau, pegado al lavadero de autos “Abraham”-, se reciben datos y se organiza la búsqueda por zonas.

Este domingo, Andrea Mercau, hermana de Gilda, dijo que sigue la búsqueda con la colaboración de vecinos, que están recorriendo la zona de traslasierra, localidades del departamento Junín y hay un grupo que viajó hasta Carlos Paz. En la noche del sábado, un particular de Villa de Merlo ofreció imágenes de sus cámaras de seguridad donde se veía un auto parecido al de Gilda, pero el resultado fue negativo. Andrea agradeció el aporte de los vecinos de Merlo que cuentan con cámaras de vigilancia, que podrían generar nuevos datos. Cualquier indicio ayuda, hasta el que puede parecer poco significativo.

La búsqueda de Gilda ha dejado al descubierto que las cámaras de vigilancia del gobierno no funcionan en plenitud, por eso las imágenes de la búsqueda son escasa: solo una. Se trata de imágenes del auto de Gilda que avanza por la calle Juana Azurduy y luego dobla por calle Los Huarpes. Ese archivo es del mismo día en el cual ella se fue. No hay otro registro.

Andrea recordó que su hermana es maestra de grado de toda la vida y que hacia noviembre le habían dado el alta psiquiátrica para poder dar clases de nuevo, ya que estaba hasta ese momento “tareas pasivas”. El martes 13 Gilda viajó con su Fiat 128 Súper Europa (patente XLT 372) hacia Cortaderas para asistir a un acto escolar. En el camino el vehículo sufrió un problema mecánico que fue reparado en Los Molles por un mecánico conocido de ella, que pudo reparar el inconveniente. Al regresar de esa actividad en Cortaderas, Gilda volvió a su casa en el barrio 70 Viviendas y en el interior mantuvo una discusión con los hijos. En esa disputa, el teclado de la computadora se cayó y se rompió. Par Gilda, su casa “era su refugio” y la PC un elemento que usaba mucho.

Por ese enojo, Gilda salió de su casa, se subió al auto y se fue. No llevó ni la cartera ni los documentos. Tampoco el teléfono. El vehículo tenía medio tanque de nafta y los problemas mecánicos que se han mencionado. Desde ese momento, nada se ha sabido de ella. Tampoco la policía pudo ubicar el auto.

 

Sobre Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias