Home / política / “Los índices de pobreza no tienen que ver con la canasta básica solamente sino obras, educación y salud”

“Los índices de pobreza no tienen que ver con la canasta básica solamente sino obras, educación y salud”

Marcela Fernández

La subsecretaria de Desarrollo Social de la provincia de Mendoza Marcela Fernández entregó material para soluciones habitacionales en el sector 11 del Campo Papa en Godoy Cruz.

Como parte de un convenio firmado entre la Provincia, el Municipio de Godoy Cruz y la ONG Techo, en el Sector 11 del Campo Papa se instalarán 40 soluciones habitacionales para los habitantes del lugar. Este proyecto es la primera intervención en Mendoza de la ONG que se dedica a brindar ayuda según los relevamientos de necesidades que realizan en varias provincias.

En esta primera etapa, se entregó material para comenzar la contracción de los módulos. En ella participaron la subsecretaria de Desarrollo Social, Marcela Fernández; el secretario de Gobierno de la Municipalidad de Godoy Cruz, Ricardo Tribiño, y la encargada de Verano de la ONG Techo, Betiana Menabela.

“Los índices de pobreza no tienen que ver con la canasta básica solamente sino también con obras, educación, salud. Por eso, estas soluciones habitacionales significan encargarnos y comprometernos con la pobreza estructural y comenzar a dar soluciones inmediatas”, afirmó Fernández.

La funcionaria también destacó que “estas iniciativas se van replicar en todos los municipios de Mendoza, ya que el trabajo debe ser en conjunto, por lo que tenemos que lograr una política de Estado en estos temas”.

El proyecto Techo

Durante noviembre, la Municipalidad llevó a cabo un censo que le permitió determinar qué familias tenían mayor déficit habitacional. Luego, con esa información, y la compra de 40 módulos abonados en conjunto por la Provincia, la Comuna y una bodega, Techo trae los materiales y 140 voluntarios de diferentes lugares y, a partir del 12 de febrero próximo, estarán durante una semana instalando los módulos, con la participación activa de los vecinos.

Los módulos se construyen sobre pilotes en terrenos preparados por las familias beneficiarias, quienes además deben abonar un monto que consiste en el 20 por ciento de la canasta básica para recibirlos, aunque la ONG prevé diferentes tipos de subsidios según la necesidad de los pobladores. Luego se arman con paneles en 18 metros cuadrados y techo a dos aguas, con piso, paredes, vigas, aislante y chapa, y se entregan pintados para contribuir a su conservación.

María Luisa Barea, una abuela de 78 años, fue la primera vecina en recibir los materiales que se convertirán en su vivienda. Las obras comenzarán el 13 de febrero en forma simultánea en todo el sector.

Sobre Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias