Home / tecnología / Un traje especial ayuda a personas con problemas motrices de origen cerebral

Un traje especial ayuda a personas con problemas motrices de origen cerebral

Es una vestimenta de cuerpo entero, con un esqueleto compuesto por tubos de aire que, al ser inflados con un pequeño compresor, tensan la tela y actúan sobre los músculos posteriores de piernas, brazos, espalda y cuello, provocando que el paciente corrija su postura, gane estabilidad y tenga mayor control sobre sus movimientos.

En la Enfermedad Motriz de Origen Cerebral (EMOC), la lesión neurológica retrasa el desarrollo de la postura y los patrones normales de movimiento de la persona. Por eso presentan posturas asimétricas y limitación en la amplitud de sus movimientos, lo que podría generar lesiones musculares, óseas y, en ocasiones, también en los ligamentos. Con una incidencia de 2,5 a 3 de cada 1.000 niños nacidos, la EMOC es la principal causa de discapacidad física en la infancia. En Argentina, cada año hay 1.000 a 1.500 niños nuevos con esta discapacidad.

Durante el cursado de la carrera de Ingeniería Biomédica, una carrera que dictan conjuntamente las facultades de Ciencias Médicas y de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNC, Lucas Ghirimoldi tuvo un primer contacto con estas patologías y las herramientas desarrolladas en otros países para colaborar en su rehabilitación. Y eligió ese tema para el proyecto con el que obtuvo su título de grado. Así fue que diseñó, construyó y probó un prototipo destinado a favorecer tanto la bipedestación (el proceso de erguirse), como el desplazamiento de individuos con estas patologías. El resultado es una propuesta que podría adaptarse perfectamente a pacientes con otros trastornos motrices de diferente origen.

Se trata de un traje liviano, flexible y de cuerpo completo, confeccionado en tela de jean elastizada para lograr una compresión adecuada del tronco y las extremidades. La clave reside en un esqueleto neumático, compuesto por tubos de aire que parten de los tobillos, recorren los costados externos de las piernas, suben por la espalda y se prolongan por detrás del cuello y los brazos, según Argentinainvestiga.

Al ser inflados con un compresor –lo que demanda apenas un par de minutos–, estas mangueras tensan la tela y, de esa forma, ejercen una presión extra sobre ciertos músculos posteriores y puntos específicos del sistema articular. El resultado es una mejora en la curvatura de la columna, el sostén de la cabeza, así como de la posición y estiramiento de las piernas. Todo ello genera una postura más erguida y relajada, junto a un incremento de la estabilidad.

Fuente: Rosario3

Sobre Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias