Home / policiales / Un policía golpeó y tiró a su pareja a un canal en Quines, San Luis

Un policía golpeó y tiró a su pareja a un canal en Quines, San Luis

El hecho ocurrió el primer día del año cuando el policía de apellido Jiménez atacó a su pareja, Susana Quiroga. El hombre golpeó a la mujer, quiso ahorcarla y luego la tiró a un canal.

El recuerdo que Susana Quiroga guarda de lo que ocurrió en la madrugada del primer día del año está hecho de fragmentos, dice Juan Manuel Quiroga, el hijo de la mujer de 44 años. Ella sabe que fue a bailar a “El Úniko”, el boliche de Quines, con su hermano, la esposa de éste y su novio, el policía José Eduardo Jiménez. Sabe también que al salir dejaron a su hermano y su cuñada en su casa y que luego fueron al complejo de departamentos donde vive Jiménez. Pero no tiene presente qué sucedió de ahí en más. “Hay testigos que dicen que hubo una discusión entre ellos, que se oían ruidos adentro, como cuando se golpean cosas. Una vecina llamó a la puerta. Y ahí mi mamá aprovechó para salir. Pero Jiménez la siguió, le pegó por todos lados, la agarró del cuello, para ahorcarla, y la tiró en un canal”, narró Juan Manuel.

El muchacho relató que su mamá intentó tomarse de la orilla, para salir. “Pero él le pegaba en las manos, para que no lograra hacerlo”, aseguró. Contó que las marcas que presenta son secuelas de esto. “Tiene golpes en la cabeza, en el labio superior, en ambos pómulos. En uno, inclusive tiene una lesión que parece una mordida. Presenta marcas de ahorcamiento en el cuello. Tiene golpes en los brazos, en las piernas”, enumeró.

Según estimó Ariel Becerra, sobrino de la mujer, todo ocurrió a las 6:30, aproximadamente. “Ella estuvo tirada como una hora en el agua. Había mucho caudal, porque llovió toda la noche. Por el dolor y por la hipotermia que sufrió, perdió el conocimiento. Si está viva es porque pasaron dos personas, aparentemente un hombre y su hijo, que iban hacia Candelaria, y la socorrieron”, afirmó Becerra.

El canal “tiene un metro y medio de profundidad y unos dos metros y medio de ancho”, calculó Juan Manuel.

Hasta anoche, Susana continuaba internada en el Hospital de Quines. La Justicia no había dispuesto ninguna medida en particular sobre Jiménez. “Lo vimos hoy –por ayer– en el pueblo, caminando como si nada. ¿Tenía que matarla para que recién ahí lo detuvieran?”, se preguntó ayer Ariel. “Jiménez es policía. Y ya tiene denuncias por violencia de género. Está con tratamiento psicológico y le quitaron el arma reglamentaria. Pero él anda con su propia arma. Lo que ha ocurrido es muy grave. Y la Policía de Quines minimiza el hecho. Lo protege, porque es policía”, afirmó. “En una entrevista que dio hoy –por ayer– en una radio de acá, el jefe de la Comisaría nombró a mi tía, pero no mencionó el nombre de él. Dijo que mi mamá se cayó sola al canal, que sólo tiene lesiones leves”, cuestionó Juan Manuel.

Ayer, el comisario Juan José Flores, de Asuntos Internos, confirmó que Jiménez es subcomisario y que actualmente está en disponibilidad, por un tratamiento psicológico. Consultado por este medio, refirió que Asuntos Internos tiene conocimiento de un hecho precedente, un episodio de violencia de género, que habría sufrido una pareja anterior de Jiménez. “Esa causa está en investigación en el Programa Sumario Administrativo. La Comisaría de Quines nos ha informado ahora de este último hecho. Hay que hacer una recopilación de evidencias, para proporcionarle un informe al jefe de Policía”, comisario general (r) Juan Páez, y ver si se iniciará un sumario administrativo, o una información sumario, indicó.

Por su parte, el jefe de la Comisaría de Quines, oficial principal Rubén Alcaraz, informó anoche que Jiménez fue notificado de la restricción de acercamiento que le impuso el juez Correccional y Contravencional 1, Marcelo Bustamante Marone.

“Hemos tenido las comunicaciones con ese juzgado, que le impuso la restricción. Tenemos que seguir las averiguaciones, y, de lo que resulte de eso, se verá si hay elementos que indiquen que la causa debe pasar al Juzgado Penal en turno”, refirió. Por el momento, el sumario está caratulado “Lesiones y violencia de género”, dijo. A entender del sobrino de la damnificada, Jiménez cometió un delito más grave, una tentativa de homicidio.

“Hay muchas cosas que no sabemos todavía. Por ejemplo, el canal pasa por el frente del complejo de departamentos donde él vive. Nos llama la atención que mi mamá apareció a bastante distancia. No sabemos si la llevó la corriente, si la trasladaron en un vehículo. Estamos averiguando para saber qué pasó”, refirió el hijo.

Fuente: El Diario de la Republica

Sobre laura altamiranda