Home / economía / En peras y manzanas, los precios se multiplican por entre 7,8 y 10,5 veces desde que salen del campo y llegan al consumidor

En peras y manzanas, los precios se multiplican por entre 7,8 y 10,5 veces desde que salen del campo y llegan al consumidor

El índice IPOD de CAME, que mide las diferencias promedio entre el precio de origen y góndola para 25 alimentos agropecuarios, subió a 4,75 veces (+5,1%) en marzo, impulsado por las mayores brechas en la leche, ajo, pera, frutilla y mandarina. La participación del productor en los precios finales del promedio de los productos relevados se mantuvo en 23,7%.

lLa brecha de precios entre lo que paga el consumidor y lo que recibe el productor por los productos agropecuarios se acrecentó 5,1% en marzo, alcanzando un valor promedio de 4,75 veces.

lLos productos con mayores diferencias entre precios de origen y destino en el mes fueron: la pera, con una brecha de 10,5 veces; la manzana roja, con 7,77 veces; la leche, con 6,74 veces; la calabaza, con 6,71 veces y el ajo con 6,66. Estos cinco se ubicaron en el rango de brechas “muy altas”, mostrando importantes distorsiones de precios en el mercado de consumo en fresco.

lA su vez, el aumento en la diferencia promedio de precios entre destino y góndola se explica por el comportamiento del ajo y la leche, ambos con subas mayores al 40%, impulsadas por fuertes caídas en los precios de origen. En el caso del ajo incidieron los buenos niveles de producción, que generaron sobreoferta de productos.

lUn tercer producto con fuerte incidencia en el incremento de la diferencia fue la pera, con fuertes ajustes en los precios al productor.

lLos datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora CAME para una canasta de 25 alimentos agropecuarios que se consumen en fresco. Para realizar el indicador se tomaron los precios diarios online de los principales supermercados del país y más de 500 precios de verdulerías y mercados para cada producto.

lEn marzo, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 4,86 veces, 3,4% mayor a febrero; mientras que el IPOD ganadero subió 14,2%, ubicándose en 4,34 veces.

lCon la ampliación de la brecha en marzo, la participación promedio del productor en el precio final del producto bajó un punto porcentual, de 24,7% en febrero a 23,7%.

 

lLos productos con menores brechas resultaron nuevamente el huevo, con 2,02 veces y la carne de pollo, con 2,52 veces.

lEn el caso del huevo fue un mes muy complicado porque se combinó el impacto del aumento del dólar, que elevó los costos de producción (especialmente en vitaminas y vacunas), con el calor que suele empujar a las gallinas a tomar más líquido, reduciendo así su tasa de ponencias y generando por eso menos oferta. La sequía en las zonas productoras también afectó la disponibilidad de alimento (soja y maíz), disminuyendo la productividad de los animales.

Cabe destacar que los precios detallados a continuación fueron relevados el 22 de marzo y que al día 5 de abril la docena de huevos oscilaba entre los 60 y los 80 pesos, según calibre y color.

lDe los 25 alimentos agropecuarios que integran la canasta del IPOD relevados en el mes, en 15 subió la brecha y en 10 bajó.

 

Variación de la brecha
La brecha promedio de los productos agropecuarios subió de 4,52 veces en febrero a 4,75 veces en marzo (+5,1%). La mayoría de los productos relevados continuaron registrando diferencias “medias” y “altas” ese mes. Efectivamente, hubo 11 alimentos con brechas “altas” (valor de brecha entre 4 y 6 veces), y 7 con brechas “medias” (valores entre 3 y 4).

Sólo 2 productos tuvieron brechas “bajas” (huevo y carne de pollo) mientras que 5 las mantuvieron muy altas (manzana, pera, ajo, leche y calabaza).

 

Las variaciones más destacadas del mes, además del ajo y la leche, que registraron incrementos de 46,8% y 43,4% respectivamente, ocurrieron en:

lPera: la brecha subió 21%, de 8,71 veces a 10,54 (1,8 veces). La variación se explica por la caída de 16,3% en los precios al productor, mientras que los precios al consumidor sólo tuvieron un alza de 1%. Fue el producto con mayor brecha del mes.

lMandarina: la brecha trepó 33,3% en marzo, de 3,02 veces en febrero a 4,03. Igual se mantiene en niveles bajos para lo que habitualmente suele ser en ese producto. Su comportamiento se explica por la baja de 19,4% en los precios al productor y un aumento de 7,4% en los precios al consumidor. La sequía impactó en la calidad del producto y generó mayor escasez que se trasladó a la góndola.

lFrutilla: la brecha aumentó 29,6%, de 3,35 veces en febrero a 4,34 en marzo. La variación se explica por el descenso de 8,4% en los precios al productor, combinado con un incremento de 18,6% en los precios al consumidor.

lAcelga: la brecha creció 28,2% en el mes, de 3,18 veces a 4,08 (0,9 veces). La variación se explica por la baja de 17,4% en los precios al productor y un incremento de 6% en los precios al consumidor.

 

lTambién hubo productos que registraron fuertes descensos en sus brechas, como el pimiento rojo, donde la misma bajó 26,1%, el arroz con una caída de 24,1%, la zanahoria (-15,9%), el limón (-14,9%) y el huevo (-14,1%).

Precios de origen y precios destino
Los productos con mayor caída mensual en los precios de origen fueron: el ajo (-31,9%), la leche (-24,6%), la mandarina (-19,4%), la acelga (-17,4%), y la pera (-16,3%).

A su vez, los productos con mayor aumento mensual en los precios de góndola fueron el huevo (23,5% por la escasez mencionada), la frutilla (18,6%), la carne de cerdo (9,1%) y la leche (8,2%).

Desde el punto de vista del equilibrio entre las economías regionales y el consumidor, la mejor situación se dio en aquellos alimentos que combinaron mejoras en los precios de origen con bajas en sus precios de góndola. Esos fueron solamente el pimiento rojo, y el limón.

El IPOD es un indicador elaborado por CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas deformaciones son muy dispares según producto, región, tipo de comercio y época del año.

En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos de diferentes actores del mercado, algunos de ellos especulativos. Tal es el caso de las grandes superficies, que se abusan de su posición dominante. Otros son factores comunes, como la estacionalidad, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte.

Metodología del IPOD
El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a realizarse en agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en el precio que se paga por algunos productos alimentarios en el campo y en el mercado de consumo.

El relevamiento para elaborar el IPOD de marzo se realizó en la segunda quincena del mes, con una cobertura geográfica nacional.

Para obtener los precios de destino se relevan más de 500 precios de cada producto en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. El estudio se complementó además con un monitoreo diario de los precios online de las principales cadenas de hipermercados.

Para obtener los precios de origen se consultaron telefónicamente a 10 productores de cada alimento, localizados en las principales zonas productoras de cada uno de ellos.

A través del IPOD se busca conocer la variación en el nivel de precios en dos momentos de la etapa de comercialización de un producto alimenticio. Estas etapas son:

– Precio de origen: Precio que se le paga al productor
– Precio de destino: Precio del producto en góndola

Así, la diferencia de precio Origen-Destino indica la cantidad de veces que aumenta el precio del producto al comercializarse en góndola.

Sobre Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias