Home / sociedad / La justicia de Mendoza ratificó que Uber no es taxi ni remis y defiende los derechos de los socios conductores

La justicia de Mendoza ratificó que Uber no es taxi ni remis y defiende los derechos de los socios conductores

En una sentencia fechada 14 de mayo de 2019, el 4to Juzgado de Gestión Asociada de la Primera Circunscripción de Mendoza resolvió que la actividad de Uber, y otras empresas denominadas como “Empresas de Redes de Transporte” (ERT) dentro de la Ley de Movilidad de la provincia, no puede ser igualada a la del taxi o remis. Lo hizo en el rechazo de una acción de amparo de la Asociación de Propietarios de Taxi de Mendoza.

“El reconocimiento de la Justicia de Mendoza sobre el beneficio que genera la incorporación de la tecnología en las nuevas alternativas de movilidad urbana es muy positivo para muchas de las ciudades que hoy están buscando mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos”, señaló Felipe Fernández Aramburu, responsable de desarrollo de negocios para Uber en Argentina. “El caso de Mendoza es un ejemplo de diálogo y voluntad de cambio puesta al servicio de los vecinos, por eso nuestro compromiso con usuarios y socios conductores se mantiene con la misma energía desde el primer día”, agregó.

En su sentencia, el Juzgado destaca los beneficios de la competencia que generan Uber y las ERT a los usuarios del servicio. En particular, señala que “ayuda a mejorar el servicio para aquellas personas que consumen el mismo, toda vez que cada uno de los prestatarios debe tratar de mejorar aquello que ofrecen para poder así ‘ser elegidos’ por los clientes/consumidores. Siempre ha sido así. De lo contrario, se viviría siempre en un monopolio respecto de lo cual los prestadores de servicio se ‘relajan’ y puede no interesarles mejorar el servicio que prestan en tanto son los ‘únicos’ en el mercado que lo ofrecen”.

El fallo de la justicia de Mendoza es una nueva confirmación judicial para Uber, que se suma a las sentencias de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la justicia porteña, que descartaron cualquier tipo de delito, falta o contravención, ratificando así la legalidad de Uber en la Argentina.