Home / política / La diputada Sanz pide facilitar acceso al Banco Nacional de Datos Genéticos

La diputada Sanz pide facilitar acceso al Banco Nacional de Datos Genéticos

Es a instancias de una Resolución aprobada por Diputados Mendoza, autoría de María José Sanz (UCR). La misma solicita que se derogue la Ley Nacional 26.548 que “limita la universalidad con la cual fue creado el Banco, y se lo restringe únicamente a los casos de lesa humanidad”.

La Cámara de Diputados de Mendoza aprobó, bajo la Resolución n°19 (08-05-2019), una solicitud al Congreso de la Nación en la que expresa que “vería con agrado” que se derogue la Ley N° 26.548, la cual restringe el objeto con el cual fue creado el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), el cual tenía como fin: “obtener y almacenar información genética que facilite la determinación y esclarecimiento de conflictos relativos a la filiación”.

La herramienta legislativa, que fue presentada por la radical María José Sanz y aprobada por la Cámara Baja mendocina, pretende tener eco en la Nación a partir de la necesidad de obtener información específica de filiación para los casos en los que haya dudas y no sólo restringirlo a las fechas coincidentes con la última dictadura cívico-militar acontecida en nuestro país.

Según las palabras de Sanz, se busca “modificar o derogar la ley vigente porque le quita la capacidad de ser universal al Banco Nacional de Datos Genéticos. El BNDG fue creado en 1987, a pedido del Dr. Raúl Alfonsín, en un principio para acompañar a las víctimas del terrorismo de Estado, pero no solamente para eso, sino para todas las personas que tuviesen dudas sobre su identidad biológica. Luego, en el año 2009, aparece otro proyecto de ley que restringe su marco de acción solamente del ´76 al ´83, y nosotros venimos hablando hace mucho tiempo de personas que tienen dudas sobre su propia identidad, sobre su filiación genética, que han nacido antes del ´76 y después del ´83”.

En el mismo sentido agregó Sanz que “estamos pidiendo que el BNDG tenga una nueva ley, como fue la ley inicial, la del año ´87, y que vuelva a recuperar su categoría de universal. Que todas las personas que tengan dudas sobre su identidad biológica puedan acceder a ese Banco de Datos. El Banco ha sido fundamental para el esclarecimiento de los/as 129 nietos/as recuperados/as”.

María José Sanz aseguró que ya mantuvo contacto con legisladores nacionales, tanto en Diputados como en el Senado, con el objeto de motorizar estas modificaciones a la legislación nacional. A su vez, resaltó que la iniciativa es acompañada también por el Observatorio de Derechos Humanos del Senado de la Nación, dirigido por Norma Morandini.

Con respecto al trabajo realizado junto a organizaciones e instituciones que abordan la temática referida a la búsqueda de identidad, Sanz indicó que “existen en todas las provincias” y que fruto de investigaciones y estadísticas que han podido llevar a cabo se desprende que son “alrededor de 3 millones de personas en nuestro país” las que dudan de su identidad de origen y biológica.

En este sentido, aseguró la legisladora que “en Mendoza también el número es alarmante, alrededor de 100.000 personas dudan de ser quienes son, y justamente para estas personas es que pedimos este beneficio”. Agregó, en la misma línea, que “más allá de que en Mendoza hemos avanzado porque tenemos un Banco Genético muy importante que está bajo las órdenes del Procurador, y facilita cuando hay que tomar este tipo de muestras. Siempre pongo el valor la predisposición del Dr. Alejandro Gullé para ayudarnos cuando aparecen este tipo de casos”.