Home / tecnología / Tips mecánicos: por qué es importante controlar el aire de los neumáticos

Tips mecánicos: por qué es importante controlar el aire de los neumáticos

Para asegurar un viaje seguro y confiable, el chequeo de la presión del aire debe realizarse al menos una vez por mes para que estos elementos no pierdan sus cualidades de adherencia. Si no están con la presión adecuada peligra su vida útil y la seguridad general del vehículo

Bridgestone, la compañía de neumáticos más grande del mundo, explica con sus expertos por qué es crucial controlar frecuentemente la presión de inflado de los neumáticos. “Al observar a los conductores, notamos que, por lo general, los automovilistas revisan la presión recién cuando ven que alguna de las ruedas está baja”, cuenta Rodrigo Escudero, Gerente Ejecutivo de y Marketing y Comunicaciones para Bridgestone Argentina/Chile.

Lo cierto es que llegar a este punto constituye un grave error y pone en riesgo la seguridad de todos los que viajan en el vehículo. En este marco, los expertos de Bridgestone recomiendan chequear por lo menos una vez por mes la presión de inflado, para que los neumáticos no pierdan sus cualidades de adherencia y resistencia en el camino. Se trata del principal elemento de seguridad en un vehículo. “El único contacto con la superficie tiene el tamaño de la palma de una mano, por eso es clave su mantenimiento. En los últimos años como conductores tomamos mucha conciencia sobre el uso del cinturón de seguridad, el complemento del airbag, el estado de los frenos, y ahora nos resta sumarle la misma importancia al neumático para tener viajes totalmente seguros”, explica Escudero.

Además, con una presión de aire más baja de la indicada, los neumáticos podrían explotar al ceder sus paredes laterales. De esta manera, el conductor pierde el control del vehículo. Por otro lado, si las llantas tienen menos aire de lo recomendado, la efectividad del dibujo se pierde y los neumáticos drenan con menos eficacia el agua encontrada en el camino, generando accidentes durante malas condiciones climatológicas o en superficies húmedas.

Finalmente, los expertos de Bridgestone explicaron que el aire del neumático influye directamente en la cantidad de combustible que se consume. Si el neumático está desinflado, el vehículo tendrá que hacer más fuerza para moverse y por eso utilizará más nafta. Por este motivo, es muy posible también que la vida útil del producto se vea afectada y que el desgaste sea mayor que en aquellos casos con una incorrecta presión de aire.

Ahora que conocemos las consecuencias de esta falta de control, ¿cómo lo verificamos en nuestro vehículo? Es muy fácil y lleva muy poco tiempo: podemos hacerlo con un medidor digital de mano o aquellos que están disponibles en estaciones de servicio. Solo hay que colocar el medidor sobre el pico de aire durante algunos segundos y verificar que la presión de aire coincida con la recomendada en el manual del auto. Lo sugerido es hacer esta revisión previa a la conducción o con menos de tres kilómetros recorridos, ya que cuando los neumáticos entran en calor, el aire se expande.

Para un chequeo completo sobre el estado general de los neumáticos, Bridgestone cuenta con más de 300 Centros de Servicios en todo el país donde profesionales podrán atender la necesidad de cada conductor.

About laura altamiranda