Home / salud / Finalizó el ciclo de otoño de Yoga por los Caminos del Vino

Finalizó el ciclo de otoño de Yoga por los Caminos del Vino

Las ocho clases que se brindaron durante el ciclo Otoño 2019 llegaron a su fin con la última entrega en bodega Trez Wines, en Luján de Cuyo. Se donaron 50 mil pesos a FundaFem.

Con un cierre colmado brindis y satisfacción, Yoga por los Caminos del Vino despidió su circuito Otoño 2019 en bodega Trez Wines, jornada durante la que se anunció la entrega de 50 mil pesos más para FundaFem, organización local que trabaja en la prevención y detección precoz del cáncer gineco-mamario.

Coloridos paisajes vitivinícolas de los meses de marzo, abril y mayo en espacios de Luján y Maipú, fueron escenarios de las clases de yoga que se disfrutaron en marcos de viñedos, bodegas y parajes naturales, seguidas de una degustación de vinos.

Esta actividad, avalada por el Gobierno de Mendoza, Bodegas de Argentina, el programa Wine in Moderation, Caminosdelvino.org, el Fondo Vitivinícola Mendoza y la Alianza Mendocina de Yoga, busca vincular al vino con acciones saludables y promueve el disfrute y la práctica de la milenaria disciplina en espacios ofrecidos por las bodegas con una propuesta original que conecta mente, cuerpo y espíritu, y posteriormente promociona el consumo responsable del vino.

Las clases de yoga integral dictadas a lo largo de las ocho locaciones, reunieron a más de 500 personas en bodega Terrazas de Los Andes; A 16; Susana Balbo Wines; Renacer; Entre Cielos; Club de Campo Maipú; Monte Quieto y Trez Wines. Hubo mantras y sonidos de cuencos, gong y samafón, y este año la experiencia incluyó la presencia de músicos y artistas que sumaron su voz y expusieron sus obras. También durante el lanzamiento del ciclo en Park Hyatt Mendoza, y al término de algunas clases, se brindó un espacio para masajes y reflexología, como cortesía para los participantes.

A lo largo del ciclo se vivieron momentos de gran conexión: se entregaron intenciones al universo; se practicaron asanas de manera individual y en pareja, se buscó conectar con la energía del sol y se brindaron conceptos de ayurveda y cuidados especiales en cuanto a alimentación y automasajes en otoño. Se degustaron además, vinos blancos, rosados y tintos; varietales y reserva; cosechas especiales, espumantes y tardíos, que fueron acompañados por tapas, bruschettas, pinchos, cremas de verduras asadas, panes integrales y otros bocados saludables.

Yoga por los Caminos del Vino continúa durante los meses de frío con ediciones exclusivas en espacios interiores, propuestas sorpresa para fechas especiales y ya cuenta con bodegas confirmadas para el circuito Primavera 2019 como Bressia, Casa Conalbi Grinberg y Salentein, entre otros espacios.