Home / salud / Los daños oftalmológicos que puede generar el eclipse

Los daños oftalmológicos que puede generar el eclipse

Recomendaciones de los oftalmólogos de OSEP

Observar un eclipse solar es una experiencia inolvidable, pero mirar el evento directamente puede ocasionar daños irreversibles en la vista, aún cuando se realice por un período corto de tiempo.

Mirar directamente al sol sin tener la protección correcta, puede dañar la retina para toda la vida y ese daño puede causar la pérdida total de la visión, conocida como Retinopatía Solar.

Los profesionales de oftalmología de OSEP brindan recomendaciones para poder observar el eclipse solar del 2 de julio:

NUNCA mirar el Sol directa o indirectamente con o sin eclipse. La luz directa del Sol nos puede dejar CIEGOS. Siempre hacer la observación del eclipse solar supervisado por adultos que sepan del tema, preferentemente en un observatorio astronómico con profesionales capacitados.

Utilizar lentes especializados que posean un filtro que bloquee los rayos dañinos del Sol. Estos filtros deben cumplir la norma de contar con la indicación en la etiqueta ISO12312-2. Estos filtros no solo reducen la luz solar visible a niveles seguros y cómodos, sino que también bloquean la radiación ultra violeta e infrarroja. Hay que tener especial cuidado con los lentes adquiridos en un comercio informal que no cuenten con la certificación adecuada o sea falsa.

Antes de colocarse los lentes especiales, inspeccionar que el filtro esté en perfectas condiciones, sin tener daños, rayaduras ni perforaciones y que el mismo no tenga una antigüedad mayor a 3 años. Otra opción segura es utilizar máscara de soldador con vidrio grado 12 o superior. Si posee menor grado no debe ser utilizada de ninguna manera ya que no ofrecerá garantías que no produzca daños en la vista.

TOTALMENTE PROHIBIDO mirar el eclipse a través de una cámara, teléfono inteligente, binoculares, telescopio, o cualquier otro dispositivo óptico sin filtro solar certificado para este uso. Tampoco deben usarse filtros ahumados caseros, lentes de sol aunque sean muy oscuros, ni placas radiográficas. Supervisar a los niños para que utilicen protección adecuada.

Se sugiere observar el eclipse solar a través de las transmisiones en vivo por televisión o Internet ya que estas visualizaciones no las realiza el ojo en forma directa. Ante la duda de no contar con los filtros mencionados NO MIRAR EL ECLIPSE.