Home / política / Arroz con leche, el sueño cumplido para más niños de Guaymallén

Arroz con leche, el sueño cumplido para más niños de Guaymallén

Arroz con leche es el jardín maternal de Villa Nueva que cumplió su sueño, abrió sus puertas el nuevo edificio y ahora podrá contener más niños y en mejores condiciones.

Fue en 1985 cuando el jardín maternal “Arroz con Leche” comenzó a funcionar en el anexo del Concejo Deliberante de Guaymallén y, en 1987, se trasladó hasta el antiguo Centro de Salud. El camino fue largo y la espera terminó este viernes, cuando quedó oficialmente inaugurada la nueva sede en calle Yatay 3987 de Villa Nueva. Pasaron más de 30 años para que su comunidad educativa concretara el sueño del edificio propio, con todas las comodidades que requiere para poder cumplir su función.

Este gran salto cualitativo optimiza las capacidades de funcionamiento y el recurso humano para brindar un mejor servicio. Por eso, ahora podrá contener a 130 chicos bajo condiciones dignas, seguras y modernas

El cambio es significativo y transforma completamente la realidad de este espacio de contención. Permite no sólo elevar la matrícula a 130 niños para responder a la demanda de la zona sino también que el funcionamiento y el recurso humano optimice sus capacidades para brindar un mejor servicio y pueda desempeñarse dignamente. Esta fue la meta y el punto de partida de un proyecto que consolida el compromiso del municipio con sus jardines maternales. Así, el “Arroz con leche” se suma a Solcitos de la Primavera, Amanecer y Cumelen, que ya disfrutan de sus nuevas instalaciones en La Primavera, Rodeo de la Cruz y Belgrano, respectivamente. Pero además, el lunes comienza la construcción del edificio del jardín “Huilén”, que quedará emplazado en la zona rural de Los Corralitos.

La música del Ensamble de la Escuela de Rock Mario Mátar y la incomparable voz de la soprano Mariel Santos, acompañada en piano por Rodolfo Aberastain, concretaron la invitación para comenzar a vivir la apertura del nuevo edificio. El tiempo acompañó y la calidez de la gente también, que celebró este logro junto a docentes, auxiliares, padres y alumnos del jardín.

El encuentro estuvo presidido por el gobernador de la Provincia, Alfredo Cornejo; y el intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias. También estuvieron presentes los intendentes de la Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez y de Junín, Mario Abed; los senadores nacionales Julio Cobos y Pamela Verasay; los diputados nacionales Claudia Najul y Luis Borsani; el director General de Escuelas, Jaime Correas; la presidente del Concejo Deliberante de Guaymallén, Evelin Pérez; la directora de la institución educativa, Natalia Boquete; la reina de Guaymallén, Lucía Lamacchia; y la reina del Espumante, Julieta Garófoli.

El intendente Marcelino Iglesias agradeció el acompañamiento y manifestó con gran orgullo y alegría: “Siempre digo que para que los sueños se cumplan debemos atrevernos a soñar proyectos y llevarlos a la realidad. Pero tienen que ser sueños comunes y esto lo soñamos con las docentes de los distintos jardines maternales que tiene el municipio, comenzando por aquellos que estaban en peor estado. Hoy estamos todos contentos porque es el cuarto jardín maternal que se inaugura. Pero, fundamentalmente, porque esta fue una obra hecha con mucho amor. Quiero rendirles mi homenaje y agradecerles a todas las docentes y auxiliares por haberme dado la posibilidad de trabajar constructivamente”. Y cerró: “Esta es la casa que le queremos dar a nuestros niños de 45 días a 3 años, para que puedan no sólo estar contenidos alimentados sino, fundamentalmente,educados y acompañados en esta etapa tan importante de la vida. Esto es auténtica inversión social”. 
Por su parte, el gobernador Alfredo Cornejo resaltó: “Guaymallén debe ser el lugar más representativo de esos cambios, de lo que era hace cuatro años y de lo que es hoy. Antes no se inauguraba ningún jardincito, no se pavimentaba, no se recuperaba ninguna plaza, no se iluminaba ninguna calle. La buena administración nos permite ampliar el Estado, como es este jardín. Y la buena administración es resultado de un buen gobierno”.  

Para el cierre, las voces del Coro de Niños de la Municipalidad de Guaymallén colmaron el escenario de calle Yatay. Contó con la participación especial de dos invitados: la reina departamental Lucía Lamacchia y el guitarrista Pablo Mestre.

Además, durante la tarde, Carla Corla y Ludmila Ama plasmaron todo su talento con colores, formas y figuras sobre un lienzo. Las artistas forman parte del ciclo de arte urbano que lleva a cabo el municipio.

Diseño de vanguardia, inclusión y funcionalidad

En línea con estos conceptos, el nuevo hogar del jardín maternal “Arroz con leche” tiene todas las funcionalidades que requiere una institución educativa de estas características. Al igual que los anteriores, se entregó totalmente equipado. Cuenta con climatización frío-calor, terminaciones de primera calidad, pisos de porcelanato, carpintería de aluminio y riego por aspersión para el mantenimiento de sus espacios verdes.

El terreno tiene un total de 942 m2 y una superficie cubierta de 435 m2, distribuidos en varios ambientes. Consta de cinco salas, cuatro destinadas a niños de 1 a 3 años; y una acondicionada especialmente para lactantes. La sede se completa con amplia cocina con depósito para mercadería, oficinas para el sector directivo, sala de docentes, galerías y sanitarios independientes para niños, adultos y personas con discapacidad.

En la proyección, la premisa principal fue la orientación de las salas. Todas están conectadas con el patio principal y se vinculan directamente con los baños. Además, cada una tiene su propio espacio de juegos y están equipadas con muebles que se adaptan a los más pequeños. Como complemento, las transparencias en lugares estratégicos permiten observar las salitas y vincular la parte interna y externa.

Para la recreación al aire libre, se plasmaron espacios verdes y áreas adoquinadas, distinguidas por un diseño de guardas coloridas realizadas en cerámica.

El arte también

Estéticamente, se buscó un nexo entre la arquitectura, las artes plásticas y los niños. A través del uso de distintas herramientas, como transparencias, colores estridentes y personajes de historietas, se configuraron espacios que despiertan la atención de los pequeños y, a la vez, actúan como vínculo. Además, el uso de formas simples, tangibles y de elementos repetitivos los hacen descubrir situaciones similares en distintos ámbitos.

Son dos los murales que envuelven al jardín y otorgan carácter e identidad a la construcción. Ambos fueron diseñados por el arquitecto y artista plástico Ramiro Quesada, y materializados por personal del municipio. El de la fachada, que formalmente se relaciona con la arquitectura, describe situaciones de historietas con personajes ideados especialmente para esta ocasión. Esto se repite en el interior y, de alguna manera, conecta ambos espacios. El mural del sector oeste responde al mismo concepto, pero no aparecen personajes animados sino que la estética es definida a través de los colores y de las formas geométricas simples.