Home / sociedad / Se cumplen dos años de la muerte del rugbier Genaro Fortunato

Se cumplen dos años de la muerte del rugbier Genaro Fortunato

El caso conmocionó a Mendoza y desde ese momento, la novia del joven fallecido, Julieta Silva, que ya fue sometida a juicio, purga prisión domiciliaria. Y hace dos meses, ratificaron su sentencia por homicidio culposo.

A dos años de que Silva atropellara a su novio Genaro Fortunato a la salida de un boliche en San Rafael, la familia del joven sigue pidiendo justicia y aseverando que “no fue un accidente”.

La Suprema Corte de Justicia de Mendoza en julio pasado ratificó la pena de 3 años y 9 meses de prisión por el delito de “homicidio culposo” impuesta a Julieta Silva, por atropellar con su auto y matar a su novio, el rugbier Genaro Fortunato.

Miguel Fortunato, padre de Genaro dio una entrevista  a la radio sanrafaelina FM Vos, donde recordó a su hijo y ratificó su acusación de que Julieta no lo atropelló de manera accidental.

“No tengo dudas de que no fue un accidente, aunque nunca vamos a conocer a fondo lo que sucedió. Y entiendo que hay una verdad judicial, que es lo que se puede o no se puede probar”, aseguró el ingeniero.

Aunque antes de ese análisis, Miguel dijo; “En este tiempo surgieron dos procesos paralelos, por un lado el duelo, tratar de sobrellevar la ausencia de Genaro. Por otro, la ‘farándula judicial’, que me parece terrible”.

Sobre la investigación y la culpabilidad de Julieta Silva, el padre de la joven víctima sentenció: “Intentando ser lo más objetivo posible, deduzco que hay muchos elementos que no se han tenido en cuenta. Es imposible confundir atropellar un cuerpo humano con un pozo, pasar por encima significa una ascensión del vehículo, no una depresión, estoy absolutamente convencido de eso”.

“También ‘me hace ruido’ que el ‘trapito’ y otros dos testigos del hecho hayan aseverado que el automóvil se desplazaba rápido pero hayan tenido en cuenta la pericia que indicó una velocidad de entre 30 y 40 kilómetros por hora”, agregó.
Sobre esto, Miguel sumó: “Nosotros advertimos que había varios elementos que excedían el hecho accidental, entre ellos la discusión que hubo antes. Que el fiscal (por Fernando Guzzo) haya decidido apelar la decisión del tribunal de primera instancia me hace ruido también. A él, que está mucho más en contacto con el mundo judicial, el accidente no le cerró. Sin embargo, hoy es todo anecdótico”.

Por otra parte, para Fortunato padre la solicitud del abogado defensor de Silva, Alejandro Cazabán, para que la Corte Suprema de Justicia de la Nación revise el caso es “una maniobra para ganar tiempo, para eludir la prisión en la cárcel”.

“Todo esto que ha pasado no nos permite elaborar un duelo, lo hemos hablado con mi familia. Nos ha hecho daños que no son menores, por lo que asumimos que hay que bajar un cambio y empezar a mirar las cosas desde otro lugar. Con Fausto, por ejemplo, consideramos que tal vez sea el momento de generar las energías necesarias para elaborar el duelo”, dijo a radio FM Vos.

“Si en algún lugar está Genaro escuchándome, que sepa que hicimos todo lo que creímos que había que hacer; lo extrañamos mucho”, finalizó Miguel Fortunato.

Fuente: Los Andes