Home / policiales / San Juan: desesperado pedido al ladrón que le robó su audífono que cuesta $200.000

San Juan: desesperado pedido al ladrón que le robó su audífono que cuesta $200.000

Un sanjuanino sufrió el robo de varias pertenencias que estaban en su auto, entre ellas un audífono de alto valor. Pide con desesperación que se lo devuelvan e incluso ofrece pagarle al ladrón para recuperarlo. “Quiero pagarle al ladrón para que me devuelva las cosas. Le ofrezco los únicos $5.000 que me quedaron del sueldo”.

Con los ojos húmedos, Daniel Amata (55) rogó que le devuelvan aunque sea el costoso audífono que utiliza desde que sufrió un ACV, que le robaron de su auto en la tarde del último jueves. “Está hecho a medida para mi oído izquierdo, a nadie le puede servir.

Es un aparato que vale unos $200.000 y que se manda a pedir a Estados Unidos”, afirmó. Para él es de vital importancia porque le permite el equilibrio y además atenúa el acúfeno (ruido tipo zumbido) que lo molesta las 24 horas del día. “Yo para caminar ahora tengo que estar pidiendo a alguien que me ayude porque me mareo. Es una cosa que necesito para trabajar”, dijo.

Amata es profesor de Inglés, pero cuando hace dos años sufrió un ACV a causa del estrés le otorgaron docencia pasiva y por eso actualmente se desenvuelve como bibliotecario en la Escuela Agrotécnica Sarmiento, en Media Agua.

Ayer decidió pedir ayuda a través del Diario de Cuyo, a donde llegó visiblemente desesperado. “Para mí esto es un problema. Estoy en un estado de shock, anoche -por el jueves- tenía casi 20 de presión. Me he medicado, me pusieron varias inyecciones para poder venir acá”, sostuvo.

Según su relato, no sabe bien en qué momento le abrieron el baúl de su Renault Captur, aunque dijo que cree que fue entre las 20 y las 21, cuando fue hasta la casa de su suegro, en el Barrio Jardín Policial, en Rivadavia. Además del audífono, le llevaron 8 pendrives (algunos son de la escuela), una campera, una bufanda, lentes recetados, documentación, una SUBE con $900 de saldo y hasta medicación para su problema de salud. Y una notebook Samsung “muy importante donde tengo toda mi vida familiar y profesional, desde fotos de mis hijos desde el parto, fotos de mi boda y todos los trabajos de la escuela”, afirmó. Lo llamativo es que el vehículo no fue violentado. “No entiendo cómo hicieron para abrirlo”, cerró.

Fuente: Diario de Cuyo