Home / policiales / San Luis: allanan una estancia buscando un joven desaparecido hace 5 años

San Luis: allanan una estancia buscando un joven desaparecido hace 5 años

Ayer domingo, a casi una semana de que se cumplan cinco años de la desaparición de Abel Ortiz, una comisión de policías y bomberos realizaron un allanamiento, en especial un “pozo profundo” que hay en un campo situado a poco más de 100 kilómetros al sudoeste de Villa Mercedes.

No fueron en búsqueda de pistas o indicios sino directamente en busca del cuerpo del joven que la noche del 16 de setiembre de 2014 partió de la casa de su hermana en el barrio La Ribera, dijo que se encontraría con su ex y que en unas horas volvería, pero jamás regresó, como si la tierra se lo hubiese tragado.

La estancia que el juez de instrucción Penal 2, Leandro Estrada, ordenó inspeccionar y allanar se llama “Chischaca”. Está ubicada sobre la ruta provincial 3, unos diez kilómetros al norte del empalme con la ruta 43, sobre el costado este, precisó un informante. La medida fue dispuesta el jueves.

Desde entonces el lugar estuvo resguardado bajo consigna policial. El allanamiento comenzó alrededor de las 8:30 del domingo y estuvo a cargo de la oficial principal Silvana Morán, al frente del Departamento Investigaciones de la Unidad Regional II, y del personal a sus órdenes, bajo la supervisación del juez instructor. Además colaboraron desde la Dirección General de Bomberos.

El allanamiento fue dispuesto un domingo, “para que los rescatistas puedan trasladar sus equipos”, comentó la fuente. La presencia de los bomberos no es antojadiza. El magistrado los convocó porque quiere que revisen a fondo “un profundo pozo” que tiene la estancia, una tarea que solo los rescatistas con sus equipamientos podrían llevar adelante como corresponde.

Los elementos que condujeron a los investigadores hasta “Chischaca”, situado en una zona que nunca antes había sido ni siquiera rastrillada, más que configurarse como pruebas son sospechas, aclaró otro informante judicial. No se trata de una pista firme y contundente que los encaminó hasta allá, sino de un cúmulo de datos que surgieron este año, algunos que recabaron de informantes de calle, otros que recibieron en el juzgado de Estrada y otros que llegaron a oídos de la familia Ortiz.

Es por eso, porque se trata de indicios que “van surgiendo de manera general” y provienen de diversas fuentes, que los investigadores no van a dicha estancia con la certeza de que hallarán los restos del joven que ahora tendría 34 años.

Justamente por ese motivo la de hoy tampoco sería la única medida que tendría prevista el magistrado en la búsqueda de Ortiz, sino que en los próximas meses podría ordenar otras. Citaría, por ejemplo, a algunos testigos. La idea es indagar cada pista, las de mayor relevancia, y descartar, pero no dejar de investigar cualquier posibilidad.

La ex y su amante, todavía en el foco
La de este domingo es la primera medida en el caso, en busca de pruebas, después de tres años de vaivenes judiciales. Puesto que luego de que Estrada procesara y les dictara la prisión preventiva a la ex de Abel, la peluquera Alejandra Espinosa, y a su amiga María Vásquez, el 31 de diciembre de 2015, y al amante de Espinosa, el comisario Marcelo Acevedo, el 7 de julio de 2016, por el homicidio del joven y por asociación ilícita, la causa se estancó en la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes.

Los abogados de los principales sospechosos de la desaparición de Ortiz pidieron en diversas oportunidades la excarcelación de sus clientes. La solicitud les fue negada, en su momento, por el juez instructor y cuando eso ocurrió los defensores recurrieron a los camaristas.

El 28 de abril de 2017 el tribunal se pronunció respecto al planteo hecho por Hernán Echevarría, el abogado del ex jefe de la Comisaría 9ª, y le dictó la falta de mérito. Ese mismo día Acevedo fue liberado de la Penitenciaría de San Luis.

Tres semanas después la Cámara se expidió sobre la apelación presentada por los representantes de la peluquera y su amiga. También les dictó la falta mérito y las mujeres recuperaron la libertad.

Según los camaristas, durante la investigación no hallaron huellas ni en la casa del comisario ni en sus vehículos que les puedan hacer inferir que tuvo que ver en el asesinato. Tampoco nada que les hiciera pensar que existía un móvil para que la ex de Ortiz, su amiga y su amante quisieran matarlo.

El único trámite que quedaba pendiente para que los tres principales sospechosos de la muerte de Abel fueran desvinculados totalmente de la causa era que la Justicia les dictara el sobreseimiento.
El 6 de junio pasado Estrada resolvió sobre los pedidos de sobreseimiento planteados por los abogados de Espinosa y de Acevedo. Los rechazó.
A lo largo de ese tiempo, en el que el expediente estuvo con recurso de Casación, las averiguaciones no cesaron. “Se ha hecho un trabajo de recolección de datos, que ahora será volcado al expediente”, comentó el informante.

Fuente: Diario de la República