Home / policiales / Tragedia de Zanjitas: absolvieron a la dueña de la empresa Polo

Tragedia de Zanjitas: absolvieron a la dueña de la empresa Polo

Mabel Tyempertyopolos estaba imputada por “homicidio culposo y lesiones graves” por el accidente que provocó la muerte de seis alumnas y dos docentes del Colegio Santa María en Zanjitas el 2 de noviembre del 2011. En el 2015 había sido condenado Julio César Jofre, el chofer del colectivo qué fue arrollado por un tren cuando viajaban hacia la localidad de cazadores a realizar una misión solidaria.

 

El Tribunal, conformado por Hugo Saa Petrino, Gustavo Miranda Folch y José Luis Flores decidió absolver a la empresaria por el “beneficio de la duda”. Su abogado, Marcos Juárez, sostuvo que “en esta causa no se en esta causa no se gana ni se pierde, se busca la verdad. Y entiendo que se ha logrado Porque si teníamos que aplicar la teoría que pretendía aplicar el Ministerio Público Fiscal y los abogados querellantes, tendría que abrir otra gente sentada en el banquillo de los acusados”.

“El primero que tendría que estar sentado acá es el Estado Nacional a través del Ministerio de Transporte, que del año 81 no cumple la ley en materia ferroviaria y cruce de ferrocarriles, en segundo lugar los directivos de All (American Logistica) que violaron todas las normativas vigentes, no cumplieron con ninguna de ellas. Todas faltas graves. En tercer término la directora del colegio que pretendió hacernos creer que ella desconocía todas las circunstancias relacionadas con el viaje. En esa cadena Mabel era el último eslabón y entiendo que no tenía y no cabía ningún tipo d responsabilidad” afirmó Juarez.

Verónica Santarella, madre de una de las niñas que viajaba en el colectivo, sostuvo que el veredicto se lo imaginaba. “Lo importante es que estuvo sentada ahí, que es lo que tanto luchamos, estuvo sentada ahí en el banquillo igual la condena social no se le va a secar nadie. Lo que hicieron, quedó demostrado en este juicio, que estuvo todo mal. Un empleado en negro tomaba decisiones, y tomaba decisiones por nuestras hijas también. La directora que no sabía dónde estaba parada, también el colegio como lo he dicho muchas veces dejó mucho que desear. La verdad es que no sé a qué colegio iba mi hija ni en manos de quién dejé a mi hija, porque nadie tenía idea de nada”.

Santarella dijo que no le creyeron a la imputada cuando declaró la primera jornada y pidió perdón y agregó que se van peor que después del primer juicio donde alli sí hubo un condenado. “Al final la Justicia no esta”.