Home / sociedad / Aprobaron la creación del Comité de Ética en Investigación en la UNSL

Aprobaron la creación del Comité de Ética en Investigación en la UNSL

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL) contará por primera vez con un Comité de Ética en Investigación (CEI). Este espacio abordará los aspectos éticos en proyectos de investigación, trabajos de tesis de grado y posgrado de todas las facultades en los que estén involucrados humanos y animales o en otras temáticas que tengan un impacto directo sobre estos grupos.

Uno de los aspectos fundamentales de la creación del Comité radica en agilizar los procesos de validación. Previamente si se solicitaba la presentación ante un organismo o ante proyectos de investigación de la Universidad y se requería que la metodología y el proyecto sean avalados por un comité de ética, se debía recurrir a otras universidades o al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

«Cuando se pedía específicamente la recomendación de que si un proyecto desde el punto de vista ético estaba aprobado o no, se mandaba a evaluar afuera. Eso implicaba demoras, o también la falta de conocimiento de la persona que a distancia debía analizarlo. Ahora el Comité podrá entrevistar al Director, verificar cosas respecto a las metodologías de trabajo y podrá hacer un seguimiento», sostuvo el secretario de Ciencia y Técnica de la UNSL, Dr. Fabian Mohamed.

Los próximos pasos tienen que ver con las etapas de constitución, reglamentación y puesta en funcionamiento. En estos procesos por recomendación del Consejo de Investigación de la Universidad participarán representantes de todas las Facultades, que decidirán quiénes van a constituir el comité y quiénes van a tener que trabajar en el reglamento de funcionamiento del mismo.

Una vez que entre en funcionamiento, se unificará el Comité. Actualmente facultades como la de Química, Bioquímica y Farmacia (FQByF), Salud (FCS) y Psicología (FaPsi) cuentan con procedimientos internos para evaluar o aceptar trabajos que implican, por ejemplo, la intervención en humanos.

Dichos estudios pueden ir desde una simple encuesta que necesite el consentimiento informado de un paciente, estudios retrospectivos en los que se usen datos de historias clínicas o estudios que impliquen una intervención con toma de muestras.

«Estos estudios tienen premisas fundamentales: primero que es voluntario por parte del individuo, quien puede salir de ese programa cuando lo desee, que se le debe explicar absolutamente todo lo que implica el estudio en el que participa, darle la total garantía de que esa información se utilizará en forma anónima, que no se va a poder revelar la identidad del mismo y que tampoco va a tener complicaciones ni en su salud ni en su forma de vida», concluyó Mohamed.