Home / política / Vollmer en Diputados: explicó cambios en sistema de asistencia y convivencia escolar

Vollmer en Diputados: explicó cambios en sistema de asistencia y convivencia escolar

La directora General de Escuelas, María Inés Abrile de Vollmer, explicó ante diputados de la comisión de Educación, que preside Teresa Maza, los alcances del nuevo sistema de asistencia y convivencia escolar implementado desde esa cartera a partir del ciclo lectivo 2013.

La funcionaria, quien estuvo acompañada por la subsecretaria de Educación, Mónica Soto, y la subsecretaria de Planeamiento y Evaluación de la Calidad Educativa, Livia Sández, justificó las nuevas medidas en la necesidad de “lograr calidad inclusiva en educación” teniendo en cuenta el concepto de “obligatoriedad” establecido en la Ley de Educación nacional y que antes alcanzaba sólo al nivel primario pero que luego, por la normativa vigente, incluyó también al secundario.

Dijo que hace diez años atrás, sólo entre el 45 y el 50 por ciento de los chicos permanecía en el ciclo secundario mientras que hoy ese porcentaje se eleva al 85% promedio, “y esto hace que las escuelas sean más numerosas” y que por tanto se requieran de “otras medidas desde lo conceptual y lo operativo”. Es precisamente desde lo conceptual, que se trabajó sobre el tema de las asistencias y la convivencia en las escuelas, dejando de lado aquellas normas “expulsoras” del sistema, explicó.

“Una escuela inclusiva no puede sostener esto, sino que tiene que tener nuevos formatos” para que “todos accedan, permanezcan, aprendan y se promocionen”, sostuvo, añadiendo que el acceder implica que los alumnos permanezcan, que no falten ni abandonen.

Las resoluciones van acompañadas de cinco anexos entre los que se encuentra la descripción de las faltas  leves, moderadas, intermedias, graves y extremadamente graves y el procedimiento del sistema o índice de convivencia escolar, mediante el cual se le otorga al alumno un crédito de puntos que va disminuyendo si comete alguna falta, pero que puede recuperar tras la remediación de la inconducta.

“El alumno también es un sujeto social de aprendizaje de todas aquellas conductas en el campo socio-afectivo. Así como si un chico saca una mala nota en una materia puede recuperarla, entendemos que también tiene que tener esa posibilidad” en el plano socio-afectivo, manifestó Völlmer.

Se trata de la posibilidad de restauración de la falta  y de brindar la oportunidad que la escuela, la familia, trabajen en ese chico en la formación del respeto y valores como la responsabilidad.

Según la Directora de Escuelas, estos dos primeros años estarán dedicados a la “sensibilización de lo que significa este nuevo sistema” y adelantó que se realizará un relevamiento de todas las experiencias de recuperación de puntajes llevadas adelante en ese periodo para observar su funcionamiento y hacer algunos “ajustes” en caso de ser necesario.

Ante la consulta del diputado demócrata Rómulo Leonardi,  la titular de la cartera educativa señaló que “el proceso de recuperación de la falta no es obligatorio” y reiteró que “el desarrollo personal de cada chico no sólo tiene que ver con el aprendizaje cognitivo”.

Por su parte, el diputado Tadeo García Zalazar (UCR) hizo hincapié en algunas propuestas planteadas con anterioridad, como por ejemplo, la implementación de la cédula escolar y del observatorio de convivencia escolar como una instancia previa a la puesta en práctica de nuevas medidas, además de hacer referencias a ciertos puntos que hacen a la cuestión operativa del funcionamiento pleno del sistema.

En tanto, su par de bancada Luis Petri, expresó que  “los problemas de convivencia se han incrementado y había que dar nuevas respuestas a estos nuevos problemas. Creemos que este proceso genera incertidumbre, confusiones”  y consideró que no es “un procedimiento que esté acabado en cuanto a metodología  de funcionamiento”. Sin embargo, hizo aportes técnicos como plazos, composición y funcionamiento del Consejo escolar, la necesidad de regulación del procedimiento de demostración de culpabilidad, o el hecho que, a su criterio, se hace hincapié en el que comete la falta y no en la víctima.

“La norma de disciplina es para todos los alumnos, pero hay una posición diferente de la escuela en relación al que comete una agresión y una posición en apoyo al alumno que ha sido agredido. Para nosotros son dos alumnos de la escuela, uno en una posición y el otro en otra, merecen los dos el apoyo de nuestra escuela”, comentó Vollmer.

Finalmente, la funcionaria calificó de “muy interesante” el encuentro al exponerse “propuestas de perfeccionar la norma en el futuro, o esperar antes de perfeccionarla a ver cómo es el proceso de implementación”.

Participaron además de la reunión, los diputados Diego Guzmán  (UCR), Lorena Saponara, Silvia Ramos y Mariela Langa (FPV).