Home / salud / Noviembre Azul y con Bigotes, mes de prevención del cáncer de próstata

Noviembre Azul y con Bigotes, mes de prevención del cáncer de próstata

Durante el mes de Noviembre se concientiza sobre la salud masculina, mundialmente es considerado el mes de prevención del cáncer de próstata y durante 30 días se realizan acciones de difusión para resaltar la importancia del control urológico anual como el mejor método para prevenir patologías de la próstata.

Así como octubre se tiñe de rosa, Fundación Uroclínica –a través de la Campaña Noviembre Azul y con Bigotes – invita a “pintar de azul” el mes de noviembre, con el fin de concientizar sobre la importancia de la detección precoz como la manera más eficaz para reducir la  incidencia del cáncer de próstata.

“El lazo azul y el bigote son dos símbolos de lucha contra esta enfermedad que es la más frecuente en los varones, afecta al 30% de los hombres de más de 50 años y es la tercera causa de muerte por cáncer en adultos mayores de 60 años”, expresó el Dr. Joaquín Silva, presidente de Fundación Uroclínica. 

No es una novedad decir que el hombre tiene una escasa (y a veces nula) conducta preventiva en lo que respecta a su salud. Es real que son menos propensos al autocuidado e incluso aún hoy existen asociaciones negativas entre la noción de masculinidad y los hábitos saludables. La sola mención del urólogo en las charlas de varones habilita todo tipo de humoradas pudiendo acrecentar los mitos y prejuicios en torno al control preventivo del sistema urológico. 

NOVIEMBRE AZUL & CON BIGOTES es una campaña de difusión y prevención que tiene como principal objetivo concientizar a la población sobre la importancia del cuidado de la salud masculina, especialmente a partir de los 40 años. En sintonía con las acciones que se desarrollan a nivel mundial, la intención de esta campaña –en su tercera edición– es instalar en la sociedad la idea de que el cáncer de próstata se puede prevenir o detener, si se lo detecta tempranamente.  Así como en las mujeres se ha instalado el mensaje de prevención contra el cáncer de útero y de mamás, a partir de los chequeos médicos una vez al año; lo mismo es preciso reforzar en los varones, con la visita al urólogo. 

“Está probado que el control urológico anual es la manera más eficaz para prevenir y detectar precozmente patologías prostáticas, no solamente un posible cáncer de próstata, sino también la hiperplasia benigna de próstata, una enfermedad crónica muy común, con una alta incidencia y prevalencia, que afecta aproximadamente al 50% de los varones, de entre 50 y 60 años”, comentó el doctor Silva.

 

Todos de azul contra el cáncer de próstata

“La campaña NOVIEMBRE AZUL & CON BIGOTES tiene como anhelo que toda Mendoza y la región pueda hablar sin tabúes sobre el cáncer de próstata, y que comprendamos que puede detectarse con un simple análisis de sangre, llamado Antígeno Prostático Específico”, indicó el Dr. Gustavo Silva, otro de los impulsores de esta iniciativa.

En sus múltiples aperturas, la campaña incluirá la invitación a sacarse una foto o grabar un video con algo azul (lazo, maquillaje, sombrero, accesorio, bigote) y compartirla en las redes con el #TodosdeAzulporlaSaludMasculina. 

“Buscamos la adhesión masiva de la sociedad: hombres y mujeres, celebridades, deportistas, funcionarios públicos, personas de todas las edades, así como fue la primera edición que logró reunir más de 1.000 bigotes”, comentaron desde la organización. 

Desde el punto de vista médico, se organizarán acciones preventivas en la vía pública y habrá charlas informativas con el objeto de concientizar sobre la enfermedad y la importancia de los controles periódicos. 

Las acciones se extenderán también al departamento de San Rafael, a fin de ampliar el alcance de la prevención a todos los sectores de la población mendocina. 

 

La prevención también es cosa de hombres

El cáncer de próstata es el tumor  más frecuente en los hombres y en el 50% de los casos, la enfermedad se detecta cuando está avanzada, elevando los riesgos de mortalidad.

La Sociedad Americana de Urología, y la Sociedad Argentina de Urología recomiendan que todo hombre se controle a partir de los 50 años. Aquellos que tienen antecedentes familiares de cáncer de próstata, especialmente padre o hermanos, deben iniciar sus controles a partir de los 40 años.

Es muy importante señalar que muchas veces la presencia de células malignas resulta asintomática para el hombre. En otros casos, manifiesta los mismos síntomas de la patología prostática benigna. La recomendación es prestar atención a los siguientes síntomas:

  • Sangre en la orina.
  • No poder orinar.
  • Necesitar orinar con frecuencia, especialmente durante la noche.
  • Flujo de la orina débil o interrumpido.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Dolor constante en la parte baja de la espalda, la pelvis o la parte superior de los muslos.

 

“Si tiene cualquiera de estos síntomas, es fundamental que consulte a su médico y que no olvide que estas señales también pueden deberse a otros problemas comunes que no son cáncer, como infecciones o agrandamiento de la próstata y es el urólogo quien indicarle la causa”, completó el Dr. Joaquín Silva.

El temido tacto rectal

Existen dos métodos complementarios para detectar problemas en la próstata: a través de una muestra de sangre en la que se determina el porcentaje de antígeno prostático específico (PSA) y el examen digital de la glándula prostática, por el cual el médico urólogo examinará la próstata para determinar su consistencia.

¿Por qué se realizan ambas pruebas? “El examen de PSA es mejor para indicar la presencia de pequeños tumores cancerosos, especialmente los que se presentan en el frente o los costados de la próstata o muy dentro de ella. Pero el examen rectal digital en ocasiones puede ayudar a indicar la presencia de cáncer en hombres que tienen niveles normales de PSA y por eso, generalmente se realizan ambas pruebas”, puntualizó el referente de Uroclínica.