Home / opinión / Julio Cobos sobre el discurso del presidente Fernández

Julio Cobos sobre el discurso del presidente Fernández

En su primer mensaje el Presidente Alberto Fernández nos habló de la necesidad de lograr la unidad de los argentinos a partir de un amplio acuerdo entre los distintos sectores sociales y políticos. Celebro que este llamado al diálogo sea el primer mensaje porque no es fácil lo que viene y requiere del trabajo, aporte y buena voluntad de todos. Tampoco lo fue hace cuatro años atrás, cuando asumió el ex presidente Mauricio Macri.

Es esperanzadora la importancia que dio en su discurso a la educación, a la necesidad de acompañar el aumento de financiamiento con la mejora en todo el país de la calidad educativa y el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología. Veremos también, cómo el equipo económico avanza en los lineamientos que dio sobre los vencimientos de la deuda sin entrar en un default que sabemos traería consecuencias muy graves para Argentina.

Además, anunció una serie de medidas de fondo muy importantes que deberemos analizar en el Parlamento, ver cómo se plantean y se llevan a cabo. Entre ellas, los créditos masivos no bancarios, las becas para primer empleo, los acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia, el Consejo Económico y Social para el Desarrollo, la reforma integral del sistema federal de Justicia, la intervención de la Agencia de Inteligencia destacando la eliminación de los fondos reservados y su afectación a la lucha contra el hambre, algo a lo cual el Presidente le dio bastante relevancia.

Para lograr una verdadera República y una democracia sólida, se debe hacer efectivo el Nunca Más al que hizo referencia y lograr una justicia independiente, sin la intervención de la política, ni operaciones judiciales. Espero que en este marco se continúen y concluyan todos los procesos judiciales, fundamentalmente las causas por corrupción, sin lugar a la impunidad y al favoritismo. Lo mismo para las nuevas causas que surjan en el futuro.

Comienza una nueva etapa en nuestro país y es importante que esto no sean simples expresiones de deseo y se transformen en hechos concretos que conduzcan a una mejora sustancial en la calidad de vida de todos los argentinos.