Home / opinión / VALE se fue. ¡Pero no por la 7722!

VALE se fue. ¡Pero no por la 7722!

Foto Ilustrativa

Como ciudadanos de Malargüe y diversas organizaciones, queremos un Malargüe con el agua tal como la conocemos: PURA.
Tenemos un departamento de más de cuatro millones de hectáreas, ricas en pasturas y agua, fauna silvestre, hermosos paisajes, reservas naturales de renombre mundial, recursos naturales y personas que han sabido cuidarlos por generaciones.
La trashumancia (ciclo de veranada e invernadas) y la relación ancestral que tienen nuestros pobladores originarios campesinos está entre las prácticas tradicionales consideradas patrimonio de la humanidad.
Nuestro departamento ha sido empobrecido.
Conocemos de los diez años de gloria por treinta de desocupación. Pasó con la minería, pasó con el petróleo y ahora, nos quieren vender la MEGA minería como la panacea del trabajo y el desarrollo… pero ya no comemos vidrío.
La primera poblada fue la de los desocupados de la Mina “Santa Cruz” de Agua Escondida, que había cerrado. Vinieron los trabajadores desocupados caminando hasta la ciudad de Malargüe y cortaron el puente sobre el Río Salado. Después llegó VALE.
Y VALE se fue. ¡Pero no por la 7722! Sino porque los negocios de las empresas multinacionales no vienen a dar trabajo, sino a sacar provecho para ellas mismas, dejando de un día para otro, numerosos desocupados de quienes ni el sector político, ni el empresarial se hicieron cargo. Por último y más reciente, llegó el fracking, con la promesa de miles de puestos de trabajo, que todavía esperamos.
LA LLUVIA DE EMPLEOS NO LLEGÓ.
En un contexto de sequía y cambio climático, como no habíamos visto nunca, somos testigos del caudal más pobre de la provincia, el del Río Malargüe, que abastece a nuestra ciudad (ciudad que concentra el 80% de la población del departamento) y a la reserva Humedal Llancanelo, declarada sitio RAMSAR, categoría internacional.
Por eso en Malargüe _NADIE SE PUEDE ATRIBUIR LA LICENCIA SOCIAL_.
Como *Coordinadora de Malargüe por el Agua y el Ambiente* exigimos:
– Derogación YA de la Ley 9209, modificatoria de la Ley 7722!
– Discutir en Malargüe el modelo de desarrollo, no imponiendo matrices productivas dominantes (petróleo, minería)
– Fortalecer sectores productivos y laborales que ya existen. Decimos que el turismo, el comercio, la ganadería y la agricultura, son sectores que producen trabajo sustentable en Malargüe, como así también el petróleo convencional y la minería de tercera categoría (ejemplo: yeseras, extracción de áridos, rocas de aplicación etc.)
– La libre expresión, SIN persecución, ideológica y laboral de las personas que piensan DIFERENTE en Malargüe, promoviendo otros ejes de desarrollo sustentable con el ambiente y una matriz productiva diversificada. La democracia queda en los discursos cuando peligra el trabajo y la paz también cuando opinamos diferente.
– Verdaderas fuentes laborales, sostenibles en el tiempo, que acorten la brecha entre ricos y pobres en lugar de acentuarla.
– Que nuestros representantes tomen decisiones que favorezcan a todos los sectores y no solo a algunos.
Queremos un ambiente sano, para nuestra generación y las futuras, que nos permita gozar de buena salud.
*_NO SOMOS BARRITAS NI SOMOS GRUPOS VIOLENTOS._*
*SOMOS PUEBLOS ORGANIZADOS Y CONSCIENTES*

*Coordinadora de Malargüe por el Agua y el Ambiente*