Home / sociedad / San Martín: Modelo de Líder Americano

San Martín: Modelo de Líder Americano

“En Enero recordamos un hecho de gran trascendencia: el Cruce de Los Andes. La gran epopeya de liberación continental que tuvo su preludio en Mendoza, siendo Cuyo la cuna y fuente de recursos del Ejército Libertador.

Fue un plan estratégico de gran envergadura diseñado y ejecutado por el Libertador José Francisco de San Martín y un gran equipo de colaboradores que pusieron en práctica aquel plan maestro que tenía como misión la formación del Ejército de Los Andes, instrumento central de la Guerra de la Independencia, y como visión, la libertad y unidad de América; con objetivos específicos: el cruce de Los Andes, la campaña de liberación de Chile, y finalmente la expedición libertadora al Perú, los que luego y conforme transcurrió el tiempo -1817 hasta 1822- se convirtieron en grandes hitos de la gran empresa de liberación del continente sudamericano.

Durante más de 2 años, desde el mismo momento en que San Martín se hizo cargo de la Gobernación Intendencia de Cuyo: setiembre de 1814 y hasta la partida del Ejército: enero de 1817, Mendoza, San Juan y San Luis se convirtieron en la “Ínsula Cuyana”, en la que Don José, gobernante austero y laborioso, administrador talentoso, político visionario, práctico y sagaz, pero por sobre todo vecino y amigo de Mendoza, supo inculcar en los cuyanos el espíritu de la gran empresa. “Lo que no me deja dormir no es la oposición que puedan hacernos los enemigos, sino el atravesar esos inmensos montes”. Se refería a la Cordillera de los Andes. La inteligencia aguda e ingenio inquieto del Gran Capitán, no dejaron nada librado al azar: la economía, salud, seguridad y educación del pueblo cuyano fueron políticas de estado durante su Gobierno, al mismo tiempo que personalmente intervenía y se ocupaba del reclutamiento y selección del ejército, el ganado y las caballadas, el estudio y relevamiento topográfico sobre los pasos por el que atravesarían las tropas, la correspondencia secreta e informes de los espías, el requerimiento de recursos al gobierno central, la administración transparente y minuciosa de los escasos recursos pecuniarios (recordemos que la empresa significó una inversión de cerca de 1 millón de pesos fuertes, equivalentes a cerca de 15 millones de dólares actuales), y la preparación del parque y la maestranza.”

(Fragmento de: El Histórico Cruce de Los Andes, por Juan Marcelo Calabria)