Home / salud / Qué es la dermatitis atópica en niños

Qué es la dermatitis atópica en niños

Se trata de una enfermedad crónica que afecta la piel produciendo picazón intensa y descamación, puede presentarse de forma leve y de fácil tratamiento o que llega a condicionar la calidad de vida del niño.

La Dra. Florencia Galdeano del Servicio de Dermatología explica que “en general los chicos con dermatitis atópica tienen un familiar con atopía, ya que es una predisposición que se hereda. Los padres deben saber que quienes la padecen nacen con una piel muy sensible, que no tienen una alergia específica a algo sino una piel hiperreactiva. Si bien con los años va mejorando es una condición crónica y evoluciona por brotes.

La misma se manifiesta en algunas partes del cuerpo. Generalmente en los lactantes aparecen en los pómulos como grandes lesiones rojas que contienen vesículas y pueden romperse por el rascado. A medida que transita por la infancia es común que se vean en brazos, glúteos y piernas mientras que en la adolescencia se puede manifestar en pliegues como por ejemplo detrás de la rodilla o manos.

La profesional enfatizó que esta enfermedad necesita de cuidados especiales. “Es muy importante hacer hincapié no solo en la medicación sino además en el ambiente que rodea al niño ya que de este modo se podrían atenuar los factores que desencadenan los brotes de dermatitis atópica”.

También indicó algunas de las medidas para el cuidado de los niños; a tener en cuenta:
• Cuando se ensucia o está sudoroso es conveniente que tome baños diarios cortos con agua tibia.
• Se debe utilizar jabones y champú neutros.
• Si tiene la piel seca, necesita hidratación diaria con cremas que no contengan alcohol, colorantes, perfume ni otros elementos irritantes.
• Es conveniente que vista prendas de algodón o lino, no se recomiendo ropa de lana o sintética, prendas gruesas o rugosas que pueden irritar la piel. Los tejidos deben ser suaves, ligeros y transpirables.
• Evitar colocar perfumes o suavizantes en las ropas, aerosoles para el ambiente, jabones antisépticos y el alcohol en gel.
• Evitar el contacto con el pasto y la tierra como así también la tenencia de mascotas (sobre todo gatos).