Home / deportes / Guerra de comunicados entre hinchas leprosos por los incidentes del domingo

Guerra de comunicados entre hinchas leprosos por los incidentes del domingo

Recién este jueves el tribunal de penas de la AFA decidirá la sanción que le cabe a Independiente Rivadavia por los violentos sucesos del domingo, que motivaron al árbitro del partido Leandro Rey Hilfer decidiera la suspensión del partido entre el local y Atlanta por la Primera Nacional, cuando solo se habían jugado 7 minutos.

Un grupo de encapuchados llegó munido con armas blancas, al menos una de fuego y algún otro elemento intimidante como palos, se produjeron corridas en la tribuna Salvador Iudica, también en la platea descubierta ante la azorada mirada del hincha común que había ido a ver un partido de fútbol.

Desde un primer momento se habló de una interna entre facciones rivales, la barra brava era liderada por “Camel” quien fue asesinado en un boliche en febrero del año pasado y tomó la “jefatura” su hermano Cristian, aparentemente no contaría con el favor de los otros hinchas que quieren desbancarlo, porque detrás de la porción de poder se manejan otros negocios, todos ellos no lícitos.

El Jefe del Operativo, comisario Camilo Uvilla dijo hacerse cargo de las críticas que se le imputan por su accionar, pero que fue lo que mas convenía para que inocentes no pagaran por el accionar de los violentos, señalando que ya hay identificados aunque en el momento no fueran detenidos.

La novedad del día fueron los comunicados, primero de los que se autodefinen como socios del club y se responsabilizan de los incidentes. Es este:

Somos nosotros, “los encapuchados”. Antes que eso queremos informarles que somos socios del Club Sportivo Independiente Rivadavia. Algunos somos socios plenos, otros vamos a la platea cubierta y otros a la popular. Somos hombres y mujeres que estamos atrás de esto. A nosotros nadie nos regala entradas y somos personas que trabajamos, tenemos familias, hijos, madres  padres que nos esperan al regresar a la cancha. Queríamos informarles que lo que pasó el día domingo 9 de febrero no fue un enfrentamiento de barras bravas como dicen. Esto que pasó lo hicimos por el club. 

Nos plantamos ante un monstruo a los que llamamos barras y acá en la Lepra le llamamos “Parque Sur”. Nos cansamos de los atropellos, de que en cada partido ellos se lleven alrededor de 100 mil pesos por entradas truchas y otras que le sacan al club. También se apoderaron y sacan plata de los puestos de comidas, del estacionamiento, de la ropa oficial del club y de la droga que se maneja dentro de nuestro estadio. Nosotros ayer le gritabamos a la gente lo siguiente: “el que se crea barra brava o de Parque Sur que se vaya afuera”.

Nunca pensamos en hacerle daño a nadie más que a estos ratas que se dicen llamar hinchas. Nuestra intención nunca fue alejar a las familias de la cancha. Al contrario, la idea es que ahora vayan sin miedo a que les roben y los maltraten cuando los de este barrio pasan al lado de ustedes. Ayer y hoy nos jugamos nuestra vida y la de nuestras familias por decirle basta al negocio de la barra. No queremos más negocios, queremos que esa plata quede en el club.

Esas banderas que quemamos estaban manchadas de sangre y pagadas con la plata que le robaron a la institución. Estamos enfermos de Lepra e hicimos esto por el bien del club.

Queremos pedirles disculpas a las familias y a los niños que tuvieron que vivir esto. No encontramos otra manera que la violencia para sacarlos. ¿Cómo se puede tratar con un tipo y sus matones armados? Digannos porque nosotros no supimos como hacerlo. Muchos de nosotros dejamos por miedo la popular y algunos terminaron en el hospital por oponerse. Estamos en contra de la violencia, pero si entendemos que para que haya paz tenía que haber guerra. Por eso hicimos este sacrificio. La Lepra no tiene capos, no tiene jefes. Son todos pibes que van al frente y que quieren un club social”.

 

La respuesta no se hizo esperar y los “Caudillos” del Parque respondieron:

“Carta abierta al socio, hincha, dirigente y simpatizante de Independiente Rivadavia. Somos a los que esta gente encapuchada que no dio rostro denominan el Monstruo del Parque Sur. 

Primer punto: claro que no somos nungún monstruo y solamente lo que llevamos es el folklore, el color y la alegría a las tribunas, somos los que alentamos junto a toda la gente cuando perdemos, somos los que apoyamos lo que hacemos los banderazos, los que hacemos la fiesta, los bailes. Somos LOS CAUDILLOS DEL PARQUE en representación de todos los simpatizantes. Obviamente hay muchos que no están de acuerdo con nuestra forma de hacer las cosas, pero no por eso nos van a tratad de que lucramos con el club, de que hacemos negocios.

Esta gente que golpeó  y amedrentó a mujeres, niños  y familia, dice que tenemos negocios de $100.000 y demás. Queremos aclarar que esta gente encapuchada está en el día a día del club y está más que claro que tienen vía libre en las instalaciones, ya que las armas estaban adentro del club. Obviamente esta gente lo que quiere es llevar su negocio a la tribuna. 

Nosotros realmente lo que queremos es apoyar al club, apoyar a los jugadores. Con desprecio leemos a un viejo conocido de esta Tribuna que sale a decir los huevos de los pibes. Tengamos memoria, él fue jefe, el vendía entradas.

Obviamente 30 personas de tres barrios de resentidos y cobardes que quieren hacer su negocio con droga, armas y demás, no van a apagar tantos años de fiesta, luces y apoyo incondicional que elegimos a nuestro amor que es Independiente Rivadavia.

Invitamos a estos encapuchados a que cualquier diferencia se arregle fuera de la cancha a la que nosotros no pudimos entrar. Esa regla fue para no perjudicar al club, no sean cobardes, no se encapuchen, den la cara. Discutamos, tengamos diferencias, pero no encapuchados cobardemente atacando mujeres, niños y familia. 

Hoy empezaron a matar lentamente a Independiente Rivadavia, ustedes son los delincuentes.

Muchas gracias a todo el público azul, a toda la gente que apoya a nuestro club y nos estamos viendo prongo. LCDP (Los Caudillos del Parque)”.

 

No hay paz en el Parque, seguramente habrá un nuevo capítulo, en tanto la dirigencia azul teme recibir una fuerte sanción económica y tal vez la pérdida de la localía, aunque confían en que no sufrirá el club descuento de puntos.

 

En tanto Matías Minich en nombre del Cuerpo Técnico del Club Spotivo Independiente Rivadavia, a través de las redes sociales explicó: Repudiamos desde el más profundo dolor, los hechos de violencia ocurridos en el día de ayer en nuestra casa.
Familias enteras de leprosos genuinos, nuestras familias presentes ayer en el estadio, de nuestros jugadores y tanta gente que espera con ansias ver al equipo jugar de local y vivir una fiesta. Tuvimos que ver incrédulos lo que ocurría a nuestro alrededor.
Pedimos por un fútbol seguro para la familia.

La imagen puede contener: 7 personas, personas sonriendo, exterior

Incidentes, fuego y armas en el Ascenso.

Resultado de imagen para imagenes incidentes independiente rivadavia vs atlanta