Home / opinión / Tropezamos con la misma piedra

Tropezamos con la misma piedra

Ni Bodegas Argentinas, ni Fecovita, ni Zuccardi representan a la producción primaria de la provincia de Mendoza. Hoy se instaló una pelea en la estructura de poder por el manejo de la Coviar donde los productores genuinos no tuvieron peso.

Dos razones sustentan esta opinión: una netamente económica y otra es económica ambiental: la primera, han tratado en todo momento de esclavizar al productor primario vía precios viles, posición dominante a la hora de entregar el producto y fijar precios y además pagar a 18 meses la vendimia pasada.

Ni Bodegas Argentinas, ni Fecovita y menos Zuccardi a la hora de defender lo que en su etiqueta resalta como un valor agregado de sus vinos, que son las cordilleras generadoras de agua pura, no lo hicieron.
Bodegas Argentina voto en contra de la ley 7722 Fecovita miro para el costado y Zuccardi dijo que era perfectamente compatible la minería metalífera con la vitivinicultura.

Todos saben que los costo operativo más presión impositiva de una hectárea del varietal de altura del Valle de Uco de no pagarse a un dólar oficial de $63 el kilo de uva, el 65% de nuestras viñas van a quebranto, el 25% que le sigue se van a ir de la actividad y el resto es justamente de las bodegas que hoy tienen el monopolio de la compra.
Si no le ponemos freno a la posición dominante y dejamos la discusión de la Coviar para más adelante estamos confundiendo a los productores y a los consumidores.

Nuestra Sociedad Rural inició el expediente de Lealtad Comercial en la Nación; solicitamos la modificación del decreto reglamentario de la Ley 9133, se realizó, hoy está vigente, pero las bodegas no lo firman.
El operativo 2020 lanzado por el gobierno provincial, si bien habla de un crédito barato para cosecha y acarreo, (que es lo único que puede aprovechar el productor del Valle de Uco) no se puede tomar porque no sabemos el precio de la uva, y el que lo toma navega a ciegas porque no sabe a cuánto ni cuándo lo va a cobrar.

Le pedimos a la clase política del Valle de Uco específicamente del tercer distrito, a los intendentes, a los concejales, que tomen acciones rápidamente dado que de no hacerlo, la expulsión de nuestros viñateros es irreparable y además muchos trabajadores perderán sus actividad, salario y la Provincia tendrá que salir a subsidiarlos.
Solicitamos medidas concretas para bajar los costos, prorrogar vencimientos a favor de la producción primaria eso va a descomprimir la situación actual.

la legislatura provincial podría pedir en el decreto reglamentario de la ley 9133 la figura del tercero componedor para que en el caso de no haber acuerdo entre las partes por el precio no se sienta obligado el productor a entregar la uva sin poder defender su valor.
Los legisladores nacionales a través del INV podrían establecer un sello de calidad denominado LC (lealtad comercial) para aquellas bodegas que sí cumplan el contrato de compra de uva y con una promoción hacia el consumidor para que compren esas marcas.
Hoy nuestro productor de varietales finos no está preocupado por lo que va a pasar con la Coviar está pensando cómo va a cosechar y cuánto le van a pagar.

Si anticipar un pronóstico, es ser profeta bienvenido sea, sólo decimos que la distorsión no viene por que el mercado cambio su manera de consumir, no hay que hacer mas vino tinto con blancas, eliminar la variedades tintoreras y tener un protocolo de varietales institucionalizados para no vender Malbec que no lo son. Respetar al consumidor.
Es necesario no permitirle más a estas bodegas de posición dominante crecer en viñedos hasta que no se estabilice la situación del resto.
El productor del Valle de Uco es el único que supo competir los bodegueros prebendarios en vez de ganar mercado ajustaron sobre el que trabaja y genera la materia prima.
Señores políticos ustedes tienen la palabra, nosotros nos ponemos a disposición para las soluciones que elaboren.

Mario Hugo Leiva
Presidente Soc. Rural Valle de Uco