Home / opinión / Economía, mutis x el foro

Economía, mutis x el foro

En el discurso del Presidente durante la apertura del 138º periodo de sesiones ordinarios, que marca la agenda legislativa del Poder Ejecutivo para este año, hubo muchos anuncios en distintas áreas.

 

Uno de los grandes anuncios del día fue el plan para reformar la justicia federal. La iniciativa más fuerte en este sentido se propone diluir el poder de Comodoro Py a partir de la unificación del fuero penal en la Capital Federal, para llevar los juzgados a medio centenar. En igual sentido que lo propuso Béliz durante el gobierno de Néstor Kirchner, pero en ese momento no prosperó. Según argumentó el Presidente, quiere terminar con “la arbitrariedad de las detenciones” y la “designación de jueces amigos”. Además anunció la implementación del juicio por jurados, un Consejo para afianzar la administración de justicia, la acotación del Recurso Extraordinario Federal y la optimización del funcionamiento de la Corte Suprema. En esa línea, también anunció que enviaría un Decreto de Necesidad y Urgencia para impedir la actuación como auxiliares de la justicia de los agentes de los servicios de inteligencia.

 

También evocó al expresidente Raúl Alfonsín en varias oportunidades. Entre ellas, anunció la creación de un programa de innovadores de gobierno, que elogió como una propuesta de Alfonsín. Se concibe como un espacio altamente especializado dentro de la administración pública y se accedería por concurso. En educación el anuncio más resonante fue la reforma de la Ley de Educación Superior, para fortalecer el “vínculo de la universidad con la comunidad y el sector productivo”. Entre otros anuncios, en el ámbito del federalismo también habló del proyecto de capitales alternas, una medida que busca descentralizar la actividad administrativa. Respecto de los derechos humanos, mencionó que había 120 casos ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos sin responder.

 

Pero la alocución del Presidente no estuvo privada de contradicciones. En el ámbito de la seguridad social, dijo que con la actual fórmula de movilidad ( se incrementó la desigualdad, ya que en los últimos 4 años el 40% de los que menos ganan perdió un 22% de su poder de compra y el 20% que más gana aumentó el mismo en un 1%. Sin embargo no mencionó que con esa fórmula de movilidad, hoy suspendida, todos los jubilados que ganaban por encima de la mínima hubiera ganado más que con los aumentos que él otorgó por decreto. Hablando de los haberes jubilatorios mínimos, mencionó el presidente que estas aumentaron en un 18,8%. Esto implica el 13% del aumento general y las dos sumas fijas de $5.000 otorgadas en diciembre y enero a las jubilaciones mínimas. Destacó además la ley recientemente aprobada modificando los regímenes de las leyes 24.018 y 22.731, dijo que en la Argentina no hay lugar para privilegios y que hay que fortalecer el carácter redistributivo y solidario del sistema previsional. Sin embargo, el debate por los privilegios no incluye los del Presidente, y él debe ser el primero en dar el ejemplo en pos de la equidad y la solidaridad.

 

Mientras en su discurso sostuvo que quería una Argentina “medioambientalmente sustentable” y habló de iniciativas para mitigar el cambio climático, en el área de producción anunció como motor del desarrollo productivo del país al sector de hidrocarburos y minería, y anunció una nueva ley que impulse la inversión, el crecimiento del sector y genere nuevos empleos. Anunció, además, la modificación de la ley de economía del conocimiento, para darle un enfoque “de género y federal para la generación de empleo”. También hizo hincapié en la creación de un Consejo Económico y Social para el Desarrollo Argentino, con miembros cuyos mandatos trasciendan la duración de un gobierno.

 

Quizás el anunció que más resonó fue el de la presentación de una ley de Interrupción Legal del Embarazo, y por otro lado, el plan de los 1000 días de asistencia a mujeres desde su embarazo hasta que cumplan 2 años sus hijos.

 

Hubo un área, probablemente la más importante, donde no hubo anuncios concretos: la economía. Tampoco se presentó el presupuesto, por lo cual es imposible analizar cuáles son los lineamientos de la política económica del Poder Ejecutivo.

 

Aunque muchas de las propuestas del Presidente sean destacables, la ausencia de presupuesto y anuncios sobre economía es preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que estamos en un esquema de temporalidad económica de 180 días – del cual ya ha transcurrido más de un tercio del plazo- establecido por la ley de emergencia, y no sabemos cuál es el plan económico y por lo tanto qué pasará después de eso.

Alejandro Cacace

Diputado Nacional

(San Luis)