Home / opinión / Ante la pandemia, cuidemos a los que cuidan

Ante la pandemia, cuidemos a los que cuidan

La Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMProS) solicitó al Gobierno que prime el sentido común ante todo. Esta entidad gremial ha recibido numerosas denuncias y llamados de profesionales, sobre todo de especialidades no requeridas, que por su edad o por su condición, son inmunodeprimidos o pacientes de riesgo y su situación no ha sido contemplada: diabéticos insulinodependientes, hipertensos, cardíacos, trasplantados, con patologías reumáticas autoinmunitarias e incluso, existen casos de profesionales jóvenes que desde pequeños las poseen y son obligados a trabajar en un contexto de pandemia, lo cual resulta una verdadera amenaza para su salud.

Por lo tanto, concurren diariamente a los distintos efectores exponiendo su vida y la de sus familias. “Hay especialidades que todavía no necesitan que el profesional esté en el hospital o centro de salud”, aclaró Claudia Iturbe, secretaria adjunta de AMProS.

Por su parte, María Isabel Del Pópolo, secretaria general, aseveró: “Debido a las restricciones en la atención de diferentes especialidades que ha impuesto el propio Gobierno -justamente lo hizo para evitar la circulación de pacientes y de profesionales- es que esta entidad gremial considera que llegado el momento, serán requeridos. Pero creemos que no prima el sentido común y que esos profesionales hasta tanto sepamos fehacientemente si el virus ya circula entre nosotros, deberían trabajar bajo el sistema de guardia pasiva, permaneciendo en sus hogares”.

Otro de los problemas graves es que muchos abuelos han debido hacerse cargo de sus nietos y los niños son probables vectores de contagio. En general, en situaciones en donde ambos padres desempeñan tareas en el ámbito sanitario, esto pone en riesgo a los adultos mayores. “Por tal motivo, solicitamos que el personal de salud sea protegido durante el máximo tiempo posible, hasta tanto se desaten los mayores focos de contagio”, agregó Del Pópolo.

Finalmente, AMProS plantea que se establezcan criterios para la distribución de los elementos de bioseguridad: en este tema hay baches, porque no los reponen a tiempo. A modo de ejemplo, algunos centros sanitarios, se quedaron sin máscaras. No hay criterio de entrega de material de bioseguridad en tiempo y forma, ni según los protocolos correspondientes.