Home / sociedad / Coronavirus: Ana María Furlani, la religiosa mendocina que logró vencer el COVID-19

Coronavirus: Ana María Furlani, la religiosa mendocina que logró vencer el COVID-19

Ana María Furlani, hermana Esclava del Corazón de Jesús, tiene 59 años, es mendocina y vive en España desde hace 30 años. A principios de marzo supo que se había contagiado de coronavirus y tenía claro que sería muy difiícil salir teniendo en cuenta que su estado de salud era delicado. Cuenta con enfermedades preexistentes como neumonía, tronboembolismo pulmonar masivo, una ablación, todo indicaba un cuadro muy complicado lo cual fue así, pero hace unos días fue dada de alta y se convierte en una luz de esperanza ante miles que esperan curarse.
Luisa es amiga de la infancia y al conocerse la noticia de su delicado estado de salud la definió a Ana María como “la persona más fuerte que he conocido espiritual y físicamente con una fe inquebrantable a pesar de todo y un sentido de solidaridad…que sólo las que la conocen íntimamente saben de su hacer con los necesitados”, “y su alegría de vivir ….ha sido un ejemplo para nuestro grupo ….siempre tuvo un chiste o una anécdota graciosa para sacarte de un momento triste…”
Luisa contaba con emoción en diálogo con CuyoNoticas, “sabés que de chica era súper inquieta y no perdió nada de esa nena que jugaba sin parar…pero además es súper inteligente….en una época jugábamos a hacer hojas y hojas del libro de matemática de ejercicios y ver quién los terminaba primero…”
También su hermana Laura que vive en Mendoza resaltaba hace unso días el buen humor y la alegría que siempre desborda Ana, siempre un chiste, siempre una sonrisa.
Sin lugar a dudas Ana María es como la describió hace un par de semanas nada más su amiga Luisa, de una fortaleza espiritual y física capaz de llevarla a superar este momento. La pandemia, Coronavirus o COVID-19 no sólo es alguien que se contagia va a un hospital se recupera o no, hay cientos de historias detrás de cada paciente, cada médico, cada enfermero, cada engranaje que tenemos en la sociedad tal como la conocíamos hasta ahora.

Ahora sabemos que Ana venció el Coronavirus y fue dada de alta luego de 17 días en el hospital de La Paz, en Madrid y si bien lleva unos días de alta aún sigue cansada y recuperándose. “El coronavirus nos ha hecho a todos iguales” le cuenta al diario ABC de España, también relata que los primeros días tenía mucha fiebre y tiritaba como una hoja. “Creí por momentos que no salía. Pensé que la vida ya la había entregado y que no iba a ir escatimando la vida al Señor” también le contó al diario español que “los sanitarios estaban desbordados, sobrepasados en todo. No había mascarillas ni muchos trajes de protección, pero todas las carencias se suplían con humanidad, que era admirable”Ahora ya fuera del hospital reflexiona sobre lo que está dejando el virus “El virus ha dado la posibilidad al hombre de humanizarse. Nos ha hecho a todos iguales porque afecta de la misma manera a todo el mundo”.