Home / policiales / Asesinan a balazos a un hombre en Guaymallén

Asesinan a balazos a un hombre en Guaymallén

Un hombre fue acribillado de dos balazos cuando llegaba a su casa en Dorrego. El crimen fue perpetrado por dos hombres en moto que lo esperaban y uno de ellos le disparó. Investigan las causas ya que no le robaron nada.

Un prestamista fue asesinado ayer por la tarde cuando estacionaba frente a su casa del barrio Alimentación de Guaymallén. Dos sujetos en moto lo emboscaron y le dispararon antes de que pudiera bajar del vehículo.

Raúl Caicedo (57) salió de su oficina de la galería Tonsa donde se desempeñaba como prestamista,  y regresó a su casa de calle Alta Gracia al 1500 del barrio Alimentación a bordo de su Chevrolet Aveo de color gris. “Solía volver siempre a la misma hora”, dijeron sus vecinos.
La de ayer no fue la excepción. Minutos después de las 15, el hombre llegó en su auto hasta la cochera que alquilaba, que está ubicada justo frente a su casa. Como era plena siesta, las calles del barrio de clase media estaban vacías; además de Caicedo, por la calle sólo circulaba una moto de color blanco con dos ocupantes que (se sospecha) llevaban cascos.

Antes incluso de que Caicedo pudiera estacionar frente a la cochera, la moto se le acercó y el que viajaba como acompañante le disparó dos veces con una pistola 9 milímetros. Acto seguido, el conductor aceleró la marcha en dirección a calle Gutiérrez (hacia el sur) y la moto desapareció.

Algunos vecinos pudieron escuchar los dos disparos y luego gritos de gente que pedía auxilio. “Salimos y vimos que Raúl estaba sentado en el auto, herido. Mientras llamábamos a la policía, lo bajamos entre todos y le hicimos maniobras de resucitación junto con un médico que vive en la cuadra “explicó un vecino.

Los primeros en llegar al lugar fueron policías en una camioneta Ford Ranger. Como la ambulancia tardaba, los efectivos lo subieron al móvil y lo llevaron hasta el acceso Este, donde encontraron la ambulancia. Finalmente Caicedo fue trasladado al hospital Central, donde se constató su muerte ya que la bala lo hirió en el tórax.

Una vez conocido el homicidio, los investigadores prefirieron mantenerse cautos acerca de qué lo podría haber desencadenado.
En el lugar se hallaron las dos vainas de las balas disparadas y en el Aveo marcas de una colisión reciente, incluso en algunos sectores del lado del acompañante la pintura estaba dañada. Otra pista que se sigue es la de la moto, rodado que algunos vecinos dicen haber visto dando vueltas por el barrio momentos antes del crimen. Es más, el lunes vecinos de la zona llamaron a la policía para denunciar la presencia de dos motociclistas sospechosos que merodeaban por calle Alta Gracia. Cuando llegaron los efectivos, los sujetos fueron identificados y se descubrió que uno tenía pedido de captura por lo que fue trasladado al penal.
Un punto en el que se enfocan los pesquisas es en la actividad de Caicedo. El hombre era un prestamista conocido que manejaba importantes sumas de dinero, dijeron. Hace un par de meses, habría sido víctima de un asalto en el que perdió una importante cantidad de plata (unos 300 mil pesos) pero no denunció el hecho. Sin embargo, la Justicia actuó de oficio y se llegó a algunos sospechosos. Hoy se vuelve a investigar ese punto.
Una clave para comenzar a desentrañar el crimen es el testimonio que brinde el único testigo, que ayer declaró en la Oficina Fiscal.

Fuente: Los Andes