Home / policiales / Violencia de género: mujer apuñalada en el juzgado de familia

Violencia de género: mujer apuñalada en el juzgado de familia

Un hombre, de 44 años, hirió con arma blanca, en el cuello, a su ex pareja dentro de la sala de audiencias del juzgado de familia Nº1, de la primera circunscripción judicial de San Luis.  La víctima identificada como Teresa Estela Sosa fue llevada de urgencia hasta el Complejo Sanitario San Luis, donde en horas del mediodía ingresó al quirófano para ser intervenida quirúrgicamente, actualmente se encuentra estable y sin riesgo vital.
La Jueza de Menores y Familia Nº1, Estela Bustos, explicó que en horas de la mañana “comparece  sin citación previa una persona de sexo masculino que venía a comunicar la situación de que su ex pareja se había retirado de su domicilio con dos chiquitos hijos del matrimonio y un nieto, a lo que tomada la declaración se da por finalizada la audiencia, con la búsqueda de paradero de esta familia. Cuando está por salir este señor de la audiencia, se anuncia por mesa de entradas, de forma espontanea, la señora. Se le comunica que estaba el señor entonces ella acepta ingresar a la audiencia para aclarar porque se había ido, con quién se quedaban los hijos, había un nieto de por medio, también se nos comunica que había llegado la mamá del nieto”.

Desde el Juzgado solicitaron la presencia de un policía de la guardia del Poder Judicial, medida que se realiza por protocolo cada vez que hay muchas personas para una audiencia o en los pasillos de  tribunales, para continuar con la audiencia. “Ingresa el guardia, ingresa la pareja a la sala de audiencia y estando ahí, en un segundo, el señor saca un cuchillo y le da un cuchillazo en el cuello a la señora” explico la Jueza Bustos.

La Jueza explico que no está permitida la requisa personal y que el ámbito de la audiencia no hacia prever que algo podía pasar. Es por eso que no había forma de saber que el hombre había ingresado con un chuchillo “canalado” con el que hirió luego a su ex mujer.

La jueza informo que el hombre había sido excluido del hogar  por violencia familiar en el año 2008, que tienen 4 hijos en común, dos adolescentes y dos menores, y un nieto de 4 años. Además explico que ninguno de los dos había cumplido con la terapia psicológica ordenada, ni siquiera con la que debían hacer en sede judicial.