Home / tecnología / La brecha digital en Mendoza

La brecha digital en Mendoza

Un sondeo realizado por el CISME, Centro de Investigación Social de Mendoza, pone en evidencia los problemas en cuanto a internet que posee la provincia y la desventaja respecto de sus vecinas en tiempos de pandemia y cuarentena.

El trabajo realizado por el Centro de Investigación Social de Mendoza (CISME) fue llevado a cabo durante dos semanas y media, en medio de la cuarentena dispuesta por la pandemia del coronavirus.

El sondeo desarrollado en el Gran Mendoza, Zona Este y el Valle de Uco, mostró ese duro aspecto que muchos mendocinos encontraron al querer desarrollar tareas laborales o educativas en pleno aislamiento dispuesto por la Nación y la Provincia.

Los porcentajes que dio la estadística tienen muchas cuestiones por atender. Por tomar una, la educativa, que en el medio del gran problema social y de salud que nos ha colocado el coronavirus, se pretende continuar con la conexión digital entre docentes y alumnos, algo que dejó entrever importantes dificultades. Para CISME, el alto porcentaje poblacional sin acceso a Internet y la deficitaria calidad de los que la tienen es la más clara de las dificultades.

Mendoza, indica la encuesta, está superada en conectividad por servicios, infraestructura y aparatos, en Cuyo por San Luis, en la Nación por Córdoba y Buenos Aires, un punto que abrevia en un informe del año pasado donde la Organización de Naciones Unidas (ONU) indicó, entre sus considerandos: “Los adelantos digitales han generado una riqueza enorme en tiempo récord, pero ésta se concentra en un número reducido de personas, empresas y países. La sociedad actual presenta una marcada brecha entre los países infraconectados y los países hiperdigitalizados”.

Partiendo que la ONU ha declarado como derecho básico el acceso a Internet, Pablo García, miembro del equipo de investigación de CISME, explicó que “La cuarentena llevó a la gente a utilizar la conectividad digital como único medio para realizar actividades esenciales laborales, educativas, administrativas y sociales. Esto último porque el aislamiento desprendió drásticamente el contacto de las personas entre sí”.

Cuando se le preguntó qué es lo primero que detectaron, respondió: “Ante este panorama realizamos un minucioso sondeo sobre la población en el que se constató que una significativa porción de ella no tiene acceso fijo o móvil a Internet, tampoco a ningún dispositivo electrónico, sea computadora o de telefonía celular”.

“En el Gran Mendoza –agregó-, donde se concentra el principal desarrollo, económico y financiero, notamos que el 34 % de sus ciudadanos no tiene acceso a Internet, mientras que el 25% no cuenta con una computadora para conectarse. Ampliando el barrido del estudio a toda la provincia, se comprobó que el 60 % de los domicilios mendocinos no cuenta con el servicio digital”.

Mendoza superada por conectividad y tecnología
Al consultarle si se midió la tecnología que contiene la provincia, detalló: “Mendoza, de acuerdo a este estudio, aparece muy por debajo de otras provincias, donde el acceso a la Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) es claramente superior, por ejemplo, en la Región Cuyo la provincia de San Luis contiene el 85% de hogares que posee Internet; en otros estados provinciales, como Buenos Aires, es el 69%, y Córdoba, el 68% de sus habitantes”.

Sobre si se tuvo en cuenta el servicio de Internet que tiene el mendocino contestó: “Sí, también se midió la calidad del servicio que recibe esa porción que tiene acceso a Internet. Ahí comprobamos que el 90% de las conexiones son con tecnologías de baja calidad, es decir, sistema ADSL o cable módem. El 10% restante, con servicio cualitativamente superiores, caso wirelees, fibra óptica o satelital”.

Al referirse a lo que se denomina Internet móvil, por medio de telefonía celular, confesó: “Mendoza figura entre las provincias con menor infraestructura, por ejemplo, para tecnología 4 G cada 100 mil habitantes, Mendoza solo tiene 41 radiobases, contra 52 que tiene San Luis, 45 San Juan, 70 Córdoba y 56 Buenos Aires. Este punto es muy importante y por eso lo destaco, porque para la gente este tipo de celular representa el único medio para acceder a Internet”.

Finalmente, y a modo de reflexión, observó: “Sin lugar a dudas existe una brecha digital directamente conectada con la brecha material de la sociedad, ya que pequeños productores, pymes, estratos de menores ingresos o quienes viven en zonas rurales no cuentan con las mismas posibilidades de grandes empresas de aplicar las nuevas tecnologías a su vida o trabajo”.

Fuente: El Ciudadano