Home / deportes / El primer partido de Amadeo Carrizo en River Plate

El primer partido de Amadeo Carrizo en River Plate

6 de mayo de 1945: Amadeo Carrizo jugó su primer partido en River. Fue en una victoria del “Millonario” sobre Independiente por 2 a 1. Camilo Cervino, del “Rojo”, fue su primer verdugo. Para River, marcaron Ángel Labruna y Alberto Gallo. El mítico arquero defendió los tres palos del elenco de Núñez durante 520 encuentros, hasta 1968, periodo en el que obtuvo siete títulos.“El día del arquero”, ese eufemismo tan popular usado en Argentina para referirse a un hecho improbable o que nunca sucederá, dejó de tener sentido cuando el Congreso instituyó el 12 de junio como jornada festiva para todos los custodios del arco. La elección de la fecha, lejos de ser una casualidad, es una referencia al día del nacimiento de Amadeo Carrizo.

1984: Racing de Córdoba le gana a Ferro Carril Oeste por 2 a 1 con gol marcado por Roberto Daniel Gasparini sobre el final del partido y todo el plantel festeja el triunfo en forma alocada porque con ese resultado se adjudicaron el premio del PRODE.”Luego de la siesta, estábamos por merendar —cuenta Humberto Bravo, delantero de aquel equipo— cuando, a toda velocidad, Gasparini baja al comedor del hotel y grita: ”Tenemos los 12 puntos, muchachos. En la boleta que hicimos tenemos los 12 puntos”. Se hizo un silencio… ¿Te imaginás cómo estábamos? Nadie lo creía. Sólo faltaba nuestro partido: si le ganábamos a Ferro nos llevábamos el Prode”. Esa noche todo el plantel fue a comer a una parrilla. Los abrazos iban y venían y a algunos los primeros rayos del sol los encontró entre brindis y más brindis. Soñaban con un departamentito, con un 0 KM o, al menos, terminar de pagar el Plan Rombo. Nadie pudo pegar un ojo: ¿cuántos serían los afortunados con 13 puntos? ¿Cuánta plata ganarían? ¿Cuánto cambiaría sus vidas después de pegar el Prode? Faltaba poco para que se enteraran… “Esa mañana —recuerda Gasparini—, me levanté temprano y me comentaron que ya había un ganador en barrio Patricios. Ahí me hice la idea de que serían varios y luego escuché la noticia en la radio”. La noticia que Gasparini escuchó era que 94 tarjetas habían acertado los 13 puntos. “Repartimos la plata entre los 30 y pico que formábamos el plantel. Lo que cobramos apenas nos alcanzó para cubrir los gastos de la cena de la noche anterior”.

2015: El Seleccionado Nacional de balonmano se impuso con autoridad a Brasil por 29-24 y se quedó así con el título continental tras cuatro años. Es la séptima vez que Argentina termina en lo más alto del podio y rubrica así su clasificación al próximo Mundial. La gran 

2015: El Seleccionado Nacional de balonmano le gana la final A Brasil 29-24 y obtiene el torneo Panamericano (séptimo título) y la clasificación al próximo Mundial. La gran final se jugó  en el estadio de Nuuk, en Groenlandia. Cuatro años antes en 2011 (5 de mayo)

La selección Argentina juvenil se consagraba campeón panamericano en Venezuela. El equipo nacional, con el mendocino Ismael Bastías, se llevó el oro  luego de derrotar en una reñida final a Brasil por 25 a 24.

Ismael Bastías, al centro, fue clave para el triunfo de Argentina ante Brasil.