Home / policiales / Tragedia de Zanjitas: un juez Civil podría quedarse con la causa penal

Tragedia de Zanjitas: un juez Civil podría quedarse con la causa penal

Foto de archivo

Esto se debe a la excusación que realizaron los tres Jueces Penales de la Primera Circunscripción Judicial de San Luis. Primero lo hizo Mirta Esley, Jueza Penal N° 1, quien había iniciado con la investigación de la causa pero ya había preopinado con respecto a llamar a indagatoria a la dueña de la empresa Polo SRL. Ahora se sumaron con excusaciones los jueces a cargo de los Juzgado Penales N°2 y N°3.
El juez Penal Nº 2 de San Luis, Jorge Sabaini Zapata, se excusó por la amistad de su hijo con una de las víctimas de Zanjitas, hija de un colega suyo, y por los inconvenientes con Carlos Salomón, uno de los abogados litigantes, ya que este último ha pedido varios Jury enjuiciamiento para el Juez.
La jueza Penal Nº 3, Virginia Palacios, también se excusó porque consideró que “que es de público conocimiento (sin perjuicio de la prueba que ofrecerá) el vínculo existente entre la familia de la imputada antes nombrada y la familia de la suscripta originada en las actividades deportivas, comerciales y de esparcimiento que desarrollan el hijo de aquella Miguel Angel Baldoni y la pareja de la suscripta Carlos Federico Bassi, padre de la menor Alma Josefina Bassi Palacios.
Que los eventos deportivos de automovilismo (rally) a nivel provincial y nacional que desarrollan los antes nombrados han generado a lo largo del tiempo una frecuencia en el trato que excede el marco de lo meramente competitivo y que se traduce en el hecho de compartir fines de semana, eventos sociales, eventos familiares así como también mantener contacto asiduo personal como también a través de redes sociales (de acceso público).
Que por demás, se verifica la existencia de relaciones contractuales entre Baldoni y Bassi con motivo de las tareas de preparación y alistamiento del vehículo de competición marca Fiat Siena del nombrado en el primer término para competencias de rally provincial, por parte del equipo de competición que dirige el nombrado en el segundo término (Bassi Rally Team)” y ofreciendo como prueba de ello algunos testigos y publicaciones de medios periodísticos locales.

En la tragedia de Zanjitas, ocurrida el miércoles 2 de noviembre de 2011, en la que murieron 6 seis alumnas y 2 docentes del Colegio Santa María por el choque de un colectivo de la empresa Polo SRL y un tren de la empresa  ALL,  había llegado a manos de Sabaini Zapata por el apartamiento de la jueza original del caso, Mirtha Esley, del juzgado Penal 1.
Esley procesó al colectivero de Polo, Julio César Jofré, por “Homicidio culposo”. El fiscal Ernesto Lutens pidió que lo condenen a cuatro años y seis meses de prisión, y pidió que se llamara a declaración indagatoria a, Mabel Tyempertyopolos, dueña de la empresa de transporte. La Cámara del Crimen, a instancias de un pedido de Lutens, le ordenó a Esley que llame a declarar en indagatoria a la dueña de Polo por su presunta responsabilidad penal en la tragedia. Esley ya había dicho que no, porque no encontraba pruebas para imputar a la empresaria. Ante la orden del tribunal, la jueza Nº 1 se apartó, para no disponer una resolución contraria a su criterio.
Ahora, con las dos excusaciones la causa pasó a un Juzgado Subrogante, en caso de que el titular del mismo no comparta los criterios de la Dra. Palacios, deberá elevar la causa a una instancia superior para que se resuelva el conflicto y se logre establecer finalmente quien se hará cargo de una causa tan sentida en la sociedad puntana.