Home / política / San Juan: los médicos protestaron con un ruidoso bocinazo

San Juan: los médicos protestaron con un ruidoso bocinazo

Por el escándalo del caso de la médica infectada con Covid- 19 siguen las tensiones entre los médicos sanjuaninos y el gobierno provincial.

Si bien el viernes, el gobernador Uñac le pidió a la ministra de Salud que reponga a Ferrari y Lezcano en sus cargos, los médicos removidos del Hospital Rawson, la tensión apenas bajó y desde el Sindicato Médico y Asprosa San Juan, refrendaron la versión de que hay una persecución a los médicos.

Este feriado del 25 de mayo se vivió de manera especial en San Juan, cuando la calma se vio interrumpida por una ruidosa manifestación de los médicos sanjuaninos, en una nueva muestra del descontento de este sector con el Gobierno provincial luego de las escandalosas derivaciones del tercer y cuarto caso de coronavirus en San Juan.

La convocatoria se hizo a través de las redes sociales, en tanto que entidades sindicales del sector anunciaron que habrá protestas toda esta semana a las 10 de la mañana en la puerta de cada nosocomio con las medidas sanitarias de rigor, como distanciamiento y protección facial.

Esta tarde la metodología estuvo dado por una larga caravana de vehículos que recorrieron a bocinazo limpio las inmediaciones del Hospital Rawson y la zona céntrica, con pancartas y crespones negros que salían desde los autos. “Basta de persecución”, “Los médicos no somos responsables de la pandemia” y “Que los verdaderos responsables den la cara”, fueron algunos de los mensajes que mostraban los carteles.

La tensión entre médicos y las autoridades de Salud de la provincia tuvo su pico esta semana que pasó. Primero, cuando el gobernador Uñac anunció en un mensaje a los sanjuaninos que separaba del cargo a los jefes de las áreas Terapia Intensiva de adultos, Carlos Lezcano; y a la de Infectología, Sandra Ferrari, responsabilizándolos de haber dejado ingresar a la médica infectada a zonas prohibidas. Eso derivó en una encendida protesta en los patios del Hospital Rawson.

Pero había más, cuando en la medianoche del jueves pasado dos profesionales, una infectóloga del Hospital Marcial Quiroga, Rosita Contreras y el responsable de los vuelos sanitarios, Javier Porras, fueron detenidos y liberados a las pocas horas por la presión que ejercieron los propios médicos en las puertas de la Central de Policía.

En el medio de todo estos, el cuarto caso de coronavius fue el de una médica que aparentemente contó con beneficios dentro del Rawson, bajo circunstancias que la Justicia sanjuanina deberá determinar.