Home / opinión / Ante el dictado de la sentencia en la causa FECED 3

Ante el dictado de la sentencia en la causa FECED 3

C:\Users\Pancho\Pictures\los 7 de LS.jpg

Somos familiares de los 7 jóvenes asesinados en Los Surgentes el 17 de octubre de 1976. Tenían entre 20 y 25 años y por sus secuestros fueron sentenciados 7 de los 10 imputados en la causa que llevó adelante el Tribunal Oral Federal 2 de Rosario conocida como Feced 3.


Llevamos años de militancia tras los 3 ejes que han guiado nuestra lucha: MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA. Recordamos a Nelma Jalil, histórica militante de Madres de Plaza 25 de Mayo, A Nellie Corbin madre de Daniel Barjacoba y miembro de Madres de Plaza de Mayo de Mar del Plata.
Algunos hemos testimoniado en la histórica causa 13 cuando se enjuició a las Juntas Militares con Videla y Massera al frente.


Nos tocó presenciar las exhumaciones del Cementerio San Vicente de Córdoba, testimoniar ante oficiales del Ejército cuando los juicios pasaron a la supuesta Justicia militar, ser engañados por curas y jueces, amenazados….


Golpeamos todas las puertas habidas y por haber en estos casi 44 años.
Por esto y mucho más es que estuvimos dispuestos a testimoniar, aunque se nos remuevan dolores y renueven angustias.


Lo hicimos por los muertos, por nuestros familiares que ya no están y por nosotros, por nuestra necesidad de justicia y de saber.


Si vemos la sentencia desde lo individual, notamos que llegar al fin de la etapa judicial nos deja sin un objetivo, sin un objetivo de lucha, en una sensación de vacío. Ya está, ya llegamos, a más de 40 años de los primeros habeas corpus presentados llegamos a sentencias. Para muchos de nuestros familiares es demasiado tarde. Sabemos que muchos represores zafarán de ser juzgados, sabemos que las penas incluyen los secuestros pero no los homicidios de nuestros familiares, pero mucho es lo que se ha hecho. Hemos entregado todo y hemos llorado todo.


Comprendemos que otra etapa se inicia, con nuevas formas de acción, recordando a nuestros familiares junto a los jóvenes y adolescentes que deben saber lo que ocurrió en nuestro país ; y en todo tipo de compromiso que sirva para construir la sociedad justa por la que ellos dieron la vida.
Desde lo colectivo, la sentencia sirve para que NUNCA MAS ocurra esto, es para que los que nos siguen conozcan la historia de qué ocurrió y como ocurrió, para que sepan que nuestros muertos eran militantes populares, y al momento de ser asesinados eran presos políticos. Eran jóvenes dispuestos a la entrega total por los ideales de una sociedad mejor. Y la sentencia también reivindica la lucha de madres, abuelas, familiares por la MEMORIA, LA VERDAD Y LA JUSTICIA.


Escuchamos la sentencia sin alegría, con recuerdos, con imágenes de nuestra búsqueda, por momentos inútil, con recuerdos de nuestra larga y dolorosa espera.
Nosotros no perdonamos y no olvidamos.


María Barjacoba,

Patricia Costanzo,

Oscar Costanzo,

Marcelo Jalil,

Marcelo Márquez,

Francisco Oyarzabal