Home / sociedad / Güemes y una revolución igual a la que nos impone el Covid 19

Güemes y una revolución igual a la que nos impone el Covid 19

El presidente del Centro Tradicionalista Tropero Sosa, Rolando Rodríguez, trazó una comparación entre aquellas batallas por la Independencia y la Libertad con la pandemia del coronavirus. Fue en el acto que se realizó en el Campo Histórico El Plumerillo, donde se homenajeó al salteño a 199 años de su muerte.

Rolando Rodríguez, presidente del Centro Tradicionalista Tropero Sosa, es un conocedor de la historia del General Martín Miguel de Güemes y además uno de los impulsores del proyecto que posibilitó que el busto del salteño haya sido colocado en el Campo Histórico El Plumerillo el año pasado.

Recordando la gesta revolucionaria y la guerra por la Independencia, en la que el salteño murió luego de ser herido por los enemigos, Rodríguez comparó estos tiempos que estamos viviendo con aquellos de hace casi 200 años, en el acto que la Municipalidad de Las Heras realizó este 17 de junio en el Campo Histórico El Plumerillo, con la presencia del intendente Daniel Orozco al cumplirse el 199° aniversario de la muerte de Güemes. 

 “La empatía para pelear contra el enemigo era la formación de aquellos caudillos, con el pueblo trabajando unido, desde las mujeres y los niños para vencer a los salvajes, que es lo que nos pasa ahora con este virus del Covid 19 que nos ataca”, comparó Rodríguez.

“En aquel momento sabían por dónde venían los enemigos y los esperaban en la frontera, pero este virus no tiene flancos y no sabemos por dónde va a atacar. Es un enemigo peligrosísimo y silencioso que está destruyendo o va a destruir más vidas que las que puede destruir cualquier guerra”, agregó haciendo un parangón entre la lucha de aquellos caudillos y esta pandemia del siglo XXI.

Destacó que la organización del pueblo es la clave ante una crisis sanitaria como esta que atravesamos con el coronavirus: “Tenemos que tomar el ejemplo de aquel momento, sin dar vista a credos políticos ni religiosos y pelear bajo un solo lema, que es nuestro pueblo y la celeste y blanca. Entre todos tenemos que organizarnos y con empatía llegar a vencer a este enemigo que es mucho más peligroso”.

“Con el ejemplo de estos grandes caudillos, como Güemes o San Martín, y la organización de un pueblo que trabaje en conjunto seguramente lo vamos a vencer y saldremos adelante”, enfatizó Rolando Rodríguez.

Como Centro Tradicionalista, explicó que “la función nuestra es llevar la semilla de la tradición, difundiendo nuestras raíces y el legado que nos dejaron nuestros ancestros. Participamos de todos los actos civiles, militares o gubernamentales donde requieren de nuestra presencia”.

El Centro Tradicionalista Tropero Sosa fue fundado el 24 de agosto de 1948 y es el más antiguo de la provincia. Está integrado por unas 40 personas, incluyendo mujeres y niños.

El compromiso de este de grupo de gauchos con Martín Miguel de Güemes es muy fuerte, al punto que todos los 17 de junio viajan a Salta para participar de los actos que se realizan en esa provincia. “Para nosotros es muy importante participar de este acto en homenaje a Güemes. Para esta fecha todos los años estábamos en Salta, pero ahora ante la imposibilidad de viajar hicimos el homenaje en Mendoza. Con los salteños hemos hecho muchos intercambios, sobre todo en los actos de Vendimia. El gauchaje de Salta está muy relacionado con el de Mendoza, justamente por la figura de Güemes”, explicó Rodríguez.

“La semilla de los grandes caudillos, como Güemes y San Martín, es que para ellos antes que la pólvora era más importante la empatía del pueblo. Para mí el tridente nacional es Belgrano-San Martín-Güemes”, referenció este gaucho mendocino sobre las virtudes de nuestros héroes nacionales.

Ya pensando en el Bicentenario del fallecimiento de Martín Miguel de Güemes, que se conmemorará el año que viene, Rolando Rodriguez contó cómo fueron los últimos días del caudillo salteño y lo que en la provincia norteña se hace para esta fecha. “A Güemes lo hieren en una redada en la noche del 7 de junio de 1821 y alcanza a llegar a la Quebrada de la Horqueta acompañado por gran parte de su ejército denominado Los Infernales. Allí agoniza durante 10 días, falleciendo el 17 de junio debajo de un Cebil. Los españoles le ofrecieron atención, pero él era leal a su gente y a su pueblo, por eso regresó con ellos, hasta que murió”.

Todos los años, en Salta los actos se abren con una cabalgata que comienza el 7 de junio hasta la Quebrada de la Horqueta. Durante todos esos días se hacen distintos eventos hasta las 0 horas del 17 de junio, en lo que los salteños llaman la vigilia de las estrellas.

Crédito de las fotos: Prensa Municipalidad de Las Heras

Vista previa de imagen