Home / opinión / Por una democracia sin sótanos

Por una democracia sin sótanos

Ante la gravedad de los hechos relatados por el diario La Nación del 15 de junio respecto de las acciones de seguimiento y espionaje de las que habría sido víctima el periodista Hugo Alconada Mon por parte de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en 2018, FOPEA está iniciando el proceso para solicitar la intervención de la Relatoría Especial de Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA).Alconada Mon fue informado ayer en el juzgado federal de Lomas de Zamora, a cargo del juez Federico Villena, de que agentes de la AFI lo siguieron y controlaron sus movimientos cuando el periodista investigaba, entre otras cosas, las conexiones locales del llamado “Caso Odebrecht” que involucraban a quien fuera entonces jefe de la AFI, Gustavo Arribas, durante el gobierno de Mauricio Macri. Las revelaciones del espionaje contra Alconada Mon y otros periodistas confirman que los sucesivos gobiernos desde la recuperación democrática siempre han postergado la reforma profunda de los servicios de inteligencia, los que se han convertido con sus prácticas corruptas en un descontrolado factor contaminante de la vida pública.Ese descontrol de los grupos de inteligencia y la tentación de políticos y funcionarios se suman para interferir e intimidar la tarea periodística. Es necesario que la dirigencia política asuma que la reforma de los servicios de inteligencia es una deuda impostergable.Por desgracia, hoy el periodismo no puede confiar demasiado en los poderes del Estado para esclarecer estas denuncias.Los tres poderes han incumplido en varias oportunidades sus deberes de transparencia y apego a la ley en esta materia. Las investigaciones judiciales realizadas nunca se concluyen, las sucesivas autoridades del Poder Ejecutivo no han demostrado tener voluntad política para terminar con el sistema corrupto, y las de la actual Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia en ocasiones parecen estar más dedicadas a utilizar la investigación con fines partidarios que a esclarecer la verdad.Por todo esto, no vemos clara la disposición real en ninguno de los tres poderes para avanzar en la búsqueda de una verdad plena y, por lo tanto, de establecer la base de una reforma democrática, profunda e imprescindible de los servicios de inteligencia. Por lo expuesto, le vamos a solicitar su intervención al Relator de Libertad de Expresión de la Organización de los Estados Americanos como primer paso de una acción fuerte y sostenida para exigir esta esencial reforma pendiente. 

Comisión Directiva
Foro de Periodismo Argentino