Home / deportes / La Mano de Dios y el gol más lindo de los Mundiales

La Mano de Dios y el gol más lindo de los Mundiales

22 de Junio de 1986: Cualquier hecho deportivo que haya ocurrido en un día como hoy, o los que sucedan dificílmente puedan competir con que pasó en el Mundial de Mexico 86. Los dos goles de Diego Armando Maradona a Inglaterra, uno el de la “mano de Dios”, y el otro “el gol màs hermoso en los mundiales”.Los goles los cuenta el propio Diego…el primero: * Cuando se la di a Valdano, le rebotó y se le fue un poquito alta, con Hodge al lado. Entonces Hodge lo anticipó. Y Hodge comete el error, que para mí no es un error porque en ese momento le podías dar la pelota atrás al arquero, de levantarla para Shilton en vez de revolearla… Si Hosge la hubiera revoleado, la pelota no me llegaba nunca a mí… Nunca.* “Esta es la mía”, dije. “No sé si le voy a ganar pero me la juego. Si me lo cobra, me lo cobra”. Salté como una rana y eso fue lo que no se esperaba Shilton.*Cuando salí, salí enseguida para festejar el gol. La pelota había salido fuertísima. Le di con el puño pero salió como si hubiera sido un zurdazo más que un cabezazo. Llegó a la red y todo. Hice así, tac, y no me podían ver nunca…
El segundo: *La jugada nace ahí, en el pase de Enrique. ¿Qué pasaba si le erraba por medio metro? Yo no la recibía como la recibí y no podía girar como lo hice, para sacarme a dos de encima, a Beardsley y al pobre Reid. En el giro ya me saco a dos, vayan contando, y había quedado Hodge, por ahí, pero Hodge no marcaba a nadie… Entonces me sale Butcher por primera vez. Yo le amago a irme por afuera y engancho apenas para adentro. Pasa de largo, el inglés, que gira y me empieza a perseguir… Yo lo voy sintiendo a él, atrás, a mi derecha, como si me estuviera respirando en la nuca. Entonces me sale Fenwick, que me tira el manotazo. Butcher me tira un patadón ¡No se imaginan lo que fue! Me da abajo, a ver si me podía levantar y tirarme a la mierda. Pero yo llego tan armado ahí que cuando la toco tres dedos para mandarla adentro, me importa tres huevos la patada de Butcher…