Home / sociedad / Desde Educación proponen las “aulas burbuja” para la volver a las escuelas

Desde Educación proponen las “aulas burbuja” para la volver a las escuelas

El ministro Trotta presentó el protocolo que se implementaría a partir de agosto. El distanciamiento social será una de las claves. Todos deberán usar tapabocas.

El ministro Trotta y Diego Golombek

El protocolo fue elaborado en conjunto con un comité de expertos en salud, los sindicatos docentes y con el Consejo Federal de Educación, en representación de las 24 provincias. La presentación se hace con tiempo para que las escuelas puedan adaptarse a los nuevos requerimientos.

Entre las medidas de prevención que formarán parte de esta “nueva normalidad” se habló de grupos reducidos, jornadas de menos horas en función de la división por de alumnos por grupos; de ingresos y egresos escalonados; y de una infraestructura que garantice condiciones de seguridad e higiene.

Un punto que llamó la atención es que el Ministerio propuso un modelo de “aula burbuja”, que consiste en grupos de ocho alumnos dispuestos a los lados del aula, el docente en el centro; o con los estudiantes sentados en zig zag hacia los costados y el maestro en uno de los extremos. Lo que cambia es la disposición tradicional de los bancos y la cantidad de personas en las salas.

Pese a que se habló de grupos de ocho estudiantes, podrían ser más en función del espacio físico de cada aula. Lo importante es que haya una distancia mínima de un metro y medio entre uno y otro, si están sentados la idea es que ese espacio alcance los dos metros. “En el caso de que la infraestructura no lo permita, va a ser más tradicional esa disposición, siempre sosteniendo la distancia entre estudiantes”, remarcó el ministro.

Tanto los alumnos como los docentes deberán usar tapabocas y no podrán sacárselo durante toda la jornada.

A su vez, las instituciones tendrán que disponer de insumos necesarios de higiene, tanto a nivel infraestructura, como el acceso al agua potable y desagües cloacales, cuanto a nivel aseo personal, como jabón, toallas descartables, y cestos de basura. De lo contrario, no podrán recibir a los alumnos cuando se decida habilitar las clases presenciales.

Antes del regreso a las aulas, el personal docente y no docente recibirá una capacitación en medidas sanitarias y de higiene, relacionadas a la pandemia de coronavirus, y también se les pedirá a las familias que acompañen este proceso para que los alumnos lleguen preparados.

No se autorizarán las reuniones ni eventos y se deberá efectuar una ventilación constante de las instalaciones.

Este protocolo fue elaborado en diálogo continuo y consenso con los sindicatos docentes, especialistas, infectólogos y funcionarios de otros ministerios, y será presentado la semana próxima en el Consejo Federal de Educación para su aprobación.

En el protocolo se detallan las medidas básicas que deberán cumplirse en forma obligatoria en cada establecimiento. Sin embargo, cada provincia decidirá cómo aplicarlas en función de sus propias modalidades y características de su población escolar.

Por ejemplo, deberán establecer su propio protocolo de ingreso y egreso escalonado de alumnos, según las características del edificio; también los tiempos y la frecuencia de los recreos, para que puedan garantizar el distanciamiento social.

Tal como se había hablado anteriormente, se le dará prioridad a los cursos más críticos, como quinto o sexto año, en el caso del secundario, y sexto o séptimo grado del primario. En relación a los que están cursando el proceso de alfabetización, como primer grado o preescolar, Trotta explicó: “Estamos trabajando en los protocolos para la educación inicial y en el primer tramo del primario, y educación especial, donde sostener el distanciamiento social es muy complejo”.

La deserción escolar es una de las mayores preocupaciones de la cartera de Educación en esta pospandemia, por eso, el ministro adelantó: “Unas semanas antes de iniciar las clases presenciales vamos a lanzar un programa junto a las autoridades de cada provincia y de cada municipio para ir en búsqueda de aquellos chicos que no vuelvan a la escuela”.

Fuente: TN