Home / sociedad / Las Heras apoya el turismo sustentable de Villavicencio

Las Heras apoya el turismo sustentable de Villavicencio

Con 20 años de vida, esta Reserva Natural, joya única del paisaje lasherino, abre sus puertas bajo los protocolos sanitarios establecidos para el visitante en pandemia. El municipio alienta sus sitios turísticos para que vuelvan a brillar en esta “nueva normalidad”.

El Challao, Paramillos, Uspallata, Penitentes, Puente del Inca, Las Cuevas. Turismo rural, turismo aventura, gastronomía, ecoturismo, astroturismo, turismo para la familia y para los amantes de la adrenalina. La oferta de atractivos y experiencias de Las Heras es interminable; y en ese mapa se encuentra un destino natural obligado como Villavicencio con su reserva natural que reabre sus puertas en este marco de “nueva normalidad” establecida en tiempos de cuarentena y distanciamiento social debido a la pandemia.

“Queremos transmitir seguridad a nuestros visitantes, por eso todas nuestras estrategias de promoción hacen foco en que la gente encuentre un lugar saludable y bajo las medidas de prevención establecidas en el marco del turismo interno en la provincia”, manifestó Silvina Giudici, responsable de la Reserva Natural Villavicencio que se encuentra a la espera de que los protocolos sanitarios a nivel turístico, permitan de a poco ir habilitando los diversos servicios y experiencias que hacen a este paraje natural único en la región.

Giudici detalló los espacios que ya se encuentran habilitados en la Reserva Natural para ser visitados por los turistas, como el Parador gastronómico, el Centro de Interpretación Vaquería, los Jardines del Hotel, la Capilla y la tradicional Terraza Villavicencio. Y están a la espera de pronto volver con las actividades de montaña en el lugar, como el biking, cabalgatas y trekking.

Vista previa de imagen

Sobre la situación turística actual, Rodrigo Pérez Esquembre, director de Turismo de Las Heras, remarcó que “venimos trabajando conscientemente en la puesta en valor de un turismo sustentable y preparándonos para todas aquellas actividades que esperemos se habiliten pronto luego de esta pandemia”.

El funcionario se refirió, por ejemplo, a “la visibilización de senderos que marcan la identidad natural de la geografía de nuestro departamento, como así también seguimos generando valor en los sitios y patrimonios culturales e históricos de Las Heras”.

Entre las iniciativas de Villavicencio, cuya reserva este año cumple dos décadas de existencia, en esta etapa de medidas de salubridad se encuentra el sistema de cartelería interpretativa a través de sus senderos temáticos, “One Way”, con diferentes horarios de recorridos y con una capacidad de visitantes determinada por día.

Además, estimulan el uso de las plataformas virtuales para la compra de entradas anticipadas para reservar turno de visita a través del sitio Eventbrite o de su web www.rnvillavicencio.com.ar; siempre siguiendo la modalidad de salidas por

terminación de DNI. Las visitas permitidas por día son hasta 120 personas con 40 turistas simultáneos por espacio habilitado. El recorrido por el Centro de Interpretación Vaquería y el predio del Hotel Villavicencio es de modalidad autoguiada y con uso obligatorio de barbijos, respetando el distanciamiento social.

“Estamos preparados para recibir al turismo y trabajamos para seguir creciendo y fortaleciendo nuestros patrimonios naturales. Somos conscientes que una de las maneras de volver a la normalidad es a través del disfrute saludable de las áreas protegidas naturales que tenemos y de las cuales formamos parte como protagonistas del medio ambiente”, destacó Giudici.

Vista previa de imagen

Todo en la Reserva Natural Villavicencio, cada detalle, desde el ingreso a los sanitarios, el circuito de la Capilla, pasando por la folletería, el sitio web hasta la contratación de especialistas en Higiene y Seguridad, está pensado para hacer un turismo adaptado a esta etapa especial de disfrutar los entornos naturales.

“Nos hemos reinventado y eso nos ha fortalecido aún más como prestadores turísticos, como equipo de trabajo y como forjadores de un turismo sustentable, encontrando nuevos productos y servicios para el lasherino, el mendocino y los visitantes nacionales y extranjeros que en un futuro llegarán a la Reserva”, finalizó Silvina Giudici.

Breve reseña sobre Villavicencio

Incorporada a la Red de Áreas Naturales Protegidas de la provincia, la Reserva Natural Villavicencio se encuentra al pie de la precordillera de los Andes y con una extensión de 72 mil hectáreas, es uno de los principales atractivos de la zona norte de Mendoza, en el departamento de Las Heras.

Bajo protección de Aguas Danone de Argentina, en la Reserva no sólo se cuidan los manantiales de agua mineral, protegidos y declarados patrimonio internacional, sino también un ecosistema que comprende tres ecoregiones: monte, cardonal y puna.

Sitios arqueológicos, yacimientos fósiles y un ensamble de biodiversidad que incluye flora nativa, fauna silvestre y monumentos históricos, como el lugar donde en 1817 pasaron las dos principales columnas del ejército libertador del General San Martín. El Hotel Villavicencio –emplazado dentro de la R

Con 20 años de vida, esta Reserva Natural, joya única del paisaje lasherino, abre sus puertas bajo los protocolos sanitarios establecidos para el visitante en pandemia. El municipio alienta sus sitios turísticos para que vuelvan a brillar en esta “nueva normalidad”.

El Challao, Paramillos, Uspallata, Penitentes, Puente del Inca, Las Cuevas. Turismo rural, turismo aventura, gastronomía, ecoturismo, astroturismo, turismo para la familia y para los amantes de la adrenalina. La oferta de atractivos y experiencias de Las Heras es interminable; y en ese mapa se encuentra un destino natural obligado como Villavicencio con su reserva natural que reabre sus puertas en este marco de “nueva normalidad” establecida en tiempos de cuarentena y distanciamiento social debido a la pandemia.

“Queremos transmitir seguridad a nuestros visitantes, por eso todas nuestras estrategias de promoción hacen foco en que la gente encuentre un lugar saludable y bajo las medidas de prevención establecidas en el marco del turismo interno en la provincia”, manifestó Silvina Giudici, responsable de la Reserva Natural Villavicencio que se encuentra a la espera de que los protocolos sanitarios a nivel turístico, permitan de a poco ir habilitando los diversos servicios y experiencias que hacen a este paraje natural único en la región.

Giudici detalló los espacios que ya se encuentran habilitados en la Reserva Natural para ser visitados por los turistas, como el Parador gastronómico, el Centro de Interpretación Vaquería, los Jardines del Hotel, la Capilla y la tradicional Terraza Villavicencio. Y están a la espera de pronto volver con las actividades de montaña en el lugar, como el biking, cabalgatas y trekking.

Sobre la situación turística actual, Rodrigo Pérez Esquembre, director de Turismo de Las Heras, remarcó que “venimos trabajando conscientemente en la puesta en valor de un turismo sustentable y preparándonos para todas aquellas actividades que esperemos se habiliten pronto luego de esta pandemia”.

El funcionario se refirió, por ejemplo, a “la visibilización de senderos que marcan la identidad natural de la geografía de nuestro departamento, como así también seguimos generando valor en los sitios y patrimonios culturales e históricos de Las Heras”.

Entre las iniciativas de Villavicencio, cuya reserva este año cumple dos décadas de existencia, en esta etapa de medidas de salubridad se encuentra el sistema de cartelería interpretativa a través de sus senderos temáticos, “One Way”, con diferentes horarios de recorridos y con una capacidad de visitantes determinada por día.

Además, estimulan el uso de las plataformas virtuales para la compra de entradas anticipadas para reservar turno de visita a través del sitio Eventbrite o de su web www.rnvillavicencio.com.ar; siempre siguiendo la modalidad de salidas por

terminación de DNI. Las visitas permitidas por día son hasta 120 personas con 40 turistas simultáneos por espacio habilitado. El recorrido por el Centro de Interpretación Vaquería y el predio del Hotel Villavicencio es de modalidad autoguiada y con uso obligatorio de barbijos, respetando el distanciamiento social.

“Estamos preparados para recibir al turismo y trabajamos para seguir creciendo y fortaleciendo nuestros patrimonios naturales. Somos conscientes que una de las maneras de volver a la normalidad es a través del disfrute saludable de las áreas protegidas naturales que tenemos y de las cuales formamos parte como protagonistas del medio ambiente”, destacó Giudici.

Todo en la Reserva Natural Villavicencio, cada detalle, desde el ingreso a los sanitarios, el circuito de la Capilla, pasando por la folletería, el sitio web hasta la contratación de especialistas en Higiene y Seguridad, está pensado para hacer un turismo adaptado a esta etapa especial de disfrutar los entornos naturales.

“Nos hemos reinventado y eso nos ha fortalecido aún más como prestadores turísticos, como equipo de trabajo y como forjadores de un turismo sustentable, encontrando nuevos productos y servicios para el lasherino, el mendocino y los visitantes nacionales y extranjeros que en un futuro llegarán a la Reserva”, finalizó Silvina Giudici.

Breve reseña sobre Villavicencio

Incorporada a la Red de Áreas Naturales Protegidas de la provincia, la Reserva Natural Villavicencio se encuentra al pie de la precordillera de los Andes y con una extensión de 72 mil hectáreas, es uno de los principales atractivos de la zona norte de Mendoza, en el departamento de Las Heras.

Bajo protección de Aguas Danone de Argentina, en la Reserva no sólo se cuidan los manantiales de agua mineral, protegidos y declarados patrimonio internacional, sino también un ecosistema que comprende tres ecoregiones: monte, cardonal y puna.

Sitios arqueológicos, yacimientos fósiles y un ensamble de biodiversidad que incluye flora nativa, fauna silvestre y monumentos históricos, como el lugar donde en 1817 pasaron las dos principales columnas del ejército libertador del General San Martín. El Hotel Villavicencio –emplazado dentro de la R

Con 20 años de vida, esta Reserva Natural, joya única del paisaje lasherino, abre sus puertas bajo los protocolos sanitarios establecidos para el visitante en pandemia. El municipio alienta sus sitios turísticos para que vuelvan a brillar en esta “nueva normalidad”.

El Challao, Paramillos, Uspallata, Penitentes, Puente del Inca, Las Cuevas. Turismo rural, turismo aventura, gastronomía, ecoturismo, astroturismo, turismo para la familia y para los amantes de la adrenalina. La oferta de atractivos y experiencias de Las Heras es interminable; y en ese mapa se encuentra un destino natural obligado como Villavicencio con su reserva natural que reabre sus puertas en este marco de “nueva normalidad” establecida en tiempos de cuarentena y distanciamiento social debido a la pandemia.

“Queremos transmitir seguridad a nuestros visitantes, por eso todas nuestras estrategias de promoción hacen foco en que la gente encuentre un lugar saludable y bajo las medidas de prevención establecidas en el marco del turismo interno en la provincia”, manifestó Silvina Giudici, responsable de la Reserva Natural Villavicencio que se encuentra a la espera de que los protocolos sanitarios a nivel turístico, permitan de a poco ir habilitando los diversos servicios y experiencias que hacen a este paraje natural único en la región.

Giudici detalló los espacios que ya se encuentran habilitados en la Reserva Natural para ser visitados por los turistas, como el Parador gastronómico, el Centro de Interpretación Vaquería, los Jardines del Hotel, la Capilla y la tradicional Terraza Villavicencio. Y están a la espera de pronto volver con las actividades de montaña en el lugar, como el biking, cabalgatas y trekking.

Sobre la situación turística actual, Rodrigo Pérez Esquembre, director de Turismo de Las Heras, remarcó que “venimos trabajando conscientemente en la puesta en valor de un turismo sustentable y preparándonos para todas aquellas actividades que esperemos se habiliten pronto luego de esta pandemia”.

El funcionario se refirió, por ejemplo, a “la visibilización de senderos que marcan la identidad natural de la geografía de nuestro departamento, como así también seguimos generando valor en los sitios y patrimonios culturales e históricos de Las Heras”.

Entre las iniciativas de Villavicencio, cuya reserva este año cumple dos décadas de existencia, en esta etapa de medidas de salubridad se encuentra el sistema de cartelería interpretativa a través de sus senderos temáticos, “One Way”, con diferentes horarios de recorridos y con una capacidad de visitantes determinada por día.

Además, estimulan el uso de las plataformas virtuales para la compra de entradas anticipadas para reservar turno de visita a través del sitio Eventbrite o de su web www.rnvillavicencio.com.ar; siempre siguiendo la modalidad de salidas por

terminación de DNI. Las visitas permitidas por día son hasta 120 personas con 40 turistas simultáneos por espacio habilitado. El recorrido por el Centro de Interpretación Vaquería y el predio del Hotel Villavicencio es de modalidad autoguiada y con uso obligatorio de barbijos, respetando el distanciamiento social.

“Estamos preparados para recibir al turismo y trabajamos para seguir creciendo y fortaleciendo nuestros patrimonios naturales. Somos conscientes que una de las maneras de volver a la normalidad es a través del disfrute saludable de las áreas protegidas naturales que tenemos y de las cuales formamos parte como protagonistas del medio ambiente”, destacó Giudici.

Todo en la Reserva Natural Villavicencio, cada detalle, desde el ingreso a los sanitarios, el circuito de la Capilla, pasando por la folletería, el sitio web hasta la contratación de especialistas en Higiene y Seguridad, está pensado para hacer un turismo adaptado a esta etapa especial de disfrutar los entornos naturales.

“Nos hemos reinventado y eso nos ha fortalecido aún más como prestadores turísticos, como equipo de trabajo y como forjadores de un turismo sustentable, encontrando nuevos productos y servicios para el lasherino, el mendocino y los visitantes nacionales y extranjeros que en un futuro llegarán a la Reserva”, finalizó Silvina Giudici.

Breve reseña sobre Villavicencio

Incorporada a la Red de Áreas Naturales Protegidas de la provincia, la Reserva Natural Villavicencio se encuentra al pie de la precordillera de los Andes y con una extensión de 72 mil hectáreas, es uno de los principales atractivos de la zona norte de Mendoza, en el departamento de Las Heras.

Bajo protección de Aguas Danone de Argentina, en la Reserva no sólo se cuidan los manantiales de agua mineral, protegidos y declarados patrimonio internacional, sino también un ecosistema que comprende tres ecoregiones: monte, cardonal y puna.

Sitios arqueológicos, yacimientos fósiles y un ensamble de biodiversidad que incluye flora nativa, fauna silvestre y monumentos históricos, como el lugar donde en 1817 pasaron las dos principales columnas del ejército libertador del General San Martín. El Hotel Villavicencio –emplazado dentro de la Reserva- fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Vista previa de imagen