Home / opinión / Necesitan votos, no una patota

Necesitan votos, no una patota

Quienes pretenden imponer a través del miedo, el atropello y la violación sistemática de las normas sanitarias y de convivencia, lo que no ganaron en las urnas, encontrarán como respuesta la defensa de la ley, las instituciones y de los buenos gobiernos que hoy trabajan y gestionan en un contexto político, económico y sanitario sin precedentes.
En estos últimos días hemos visto en la Ciudad de Mendoza, cómo la patota sindical de ATE, servil a los intereses de La Cámpora y del peronismo, han intentado por la fuerza impedir el normal funcionamiento de los servicios municipales, tanto sanitarios como de seguridad, vitales para combatir la pandemia y cuidar a la ciudadanía.
Cuidar la salud de vecinos y vecinas, mitigar el impacto social de la pandemia y brindar soluciones a la economía es mucho más difícil, con este accionar violento, extorsionador y provocador.
Los aprietes y extorsiones sindicales, avalados por el kirchnerismo, poco tienen que ver con cualquier interés genuino en pos de las necesidades de los trabajadores municipales, ya que no sólo están poniendo en peligro la salud de ellos, sino también la de toda la ciudadanía.
Quieren tirar por la borda el esfuerzo de miles de mendocinos que han cumplido y respetado todas las normas sanitarias que hacen que hoy Mendoza pueda tener sus comercios abiertos y su economía en marcha.
Tan contradictoria es la posición de los dirigentes del peronismo provincial y de La Cámpora en Mendoza, que los mismos que el día viernes salieron a sembrar la duda y el miedo de una circulación comunitaria del virus, son los que apoyan, alientan y acompañan cualquier violación de la ley, que pone en peligro la salud de TODOS.
Si tan interesados están en defender el trabajo, cabe preguntarse por qué no defienden Portezuelo del Viento.
Si tan preocupados están por los sectores vulnerables por qué no reclaman, marchan y se encadenan frente a la Casa Rosada en reclamo del Ingreso Familiar de Emergencia que a Mendoza dejó de llegar.
Si tanto le preocupan los salarios, por qué no le piden a Pablo Moyano que exhorte al Gobernador de Buenos Aires a pagar los aumentos salariales y el aguinaldo de los trabajadores de su provincia.
Una vez más la oposición se disfraza de reclamo sindical, gritando en Mendoza lo que con cobardía y obediencia debida se callan en Buenos Aires y sin ir más lejos en Lavalle, La Paz, Maipú, San Rafael, Santa Rosa y Tunuyán cuyos salarios están muy por debajo de la línea de pobreza.
Que no nos engañen, los hechos nada tienen que ver con reclamos salariales. Los hechos son el intento de desestabilizar a las buenas gestiones, a quienes tienen la vocación de servir, representar y defender a la ciudadanía y los intereses de Mendoza.

Comité Mendoza

Unión Cívica Radical

#BASTADEAPRIETES