Home / opinión / El manejo de las emociones en San Luis

El manejo de las emociones en San Luis

Quedará como uno de los hechos sobresalientes de esta pandemia, con
cuarentena histórica de más de cien días.

El gobierno de la provincia de San Luis, decidió el sábado 4 de julio de
2020, a las 20,00 horas, decretar el regreso a la instancia de FASE 1,
instancia esta, que restringe al máximo la circulación de personas dentro
del territorio provincial, a la vez que prohíbe: la circulación de
vehículos, apertura de locales de comercios y cualquier reunión de personas.

Todo este protocolo instaurado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá y sucomité de crisis, fue debido según explicaron, a que se había detectado a un ciudadano con caso positivo portador del COVID19.

El hombre, oriundo de la localidad de Tilisarao, cuya actividad es vender
quesos producidos en su tambo, dice haber recorrido varios pueblos de la
provincia y atravesado los límites de nuestra provincia con destino a
Córdoba y San Juan.

Se lo aisla y se le realizan estudios en el Hospital de la localidad de
Merlo.

Explican en conferencia el gobernador y su comité en crisis, que la
provincia seguirá cerrada hasta que durante 7 días, por lo menos, se despeje
cualquier duda sobre este caso de contagio y la detección de nuevos casos a
partir del contacto del quesero en su recorrida territorial.

Decenas de reuniones quedaron frustradas, canceladas, todo a partir de la
prohibición impuesta: los restaurantes, casas de comidas y cafeterías, que
ya tenían reserva para comensales en la noche del sábado y mediodía de
domingo, tuvieron que cerrar sus comercios, con el perjuicio lógico que esto
ocasiona.

Sorpresivamente al otro día, domingo 5 de julo a la misma hora del anuncio
del día anterior, 20 horas, el gobernador y su comité en crisis, nos anuncia
que se ha detectado que el quesero contaminado, ya no tiene el grado de
virus que suponían, si no que es mucho menor, casi inofensivo.

Que por esta razón se vuelve a la FASE 5, que indica que se puede circular
con cuidados básicos, como mantener la distancia y el uso de barbijos.

A partir de ello, la sociedad reaccionó con bronca, desagrado y una buena
dosis de humor por el gran exabrupto producido por quienes gobiernan.

La decisión apresurada, provocó que se inundaran las redes de memes,
haciéndole saber al gobernador que lejos de creerle en sus expresiones,
consideraron la medida y la marcha atrás, como un proceder apresurado.

Fueron 24 horas de aquel sábado a este domingo, 24 horas de angustia y
depresión, preocupación y frustraciones, además de pérdidas económicas
incalculables.

Surgen las dudas sobre los controles que permitieron que el sospechoso
portador saliera y entrara sin problemas de nuestra provincia, cuando son
sancionados con multas los que se movilizan sin barbijo. Hay dudas fundadas
que se le asignan al quesero de estrecha relación con personajes del poder
político y judicial.

La situación hoy lunes: todo el NORESTE de la provincia se encuentra en Fase
1, esto sólo para justificar la torpeza de la medida del sábado, para no
reconocer que fue desmedida la resolución tomada. Ciudades como Tilisarao, donde reside el “infectado”, se la valló en su totalidad, con la modalidad que más le gusta al gobernador: levantando un terraplén de dos metros a la entrada del pueblo, dónde no puede ingresar ni salir nadie, ni siquiera para poder cargar combustible en la estación de servicios que da sobre la ruta, entrada principal del pueblo.

Será cuestión de que las autoridades reflexionen, para que a partir de este
hecho insólito se analicen los procedimientos con otra óptica, y con la
certeza de que lo que se decide es lo correcto.

Jorge F. Daffra
Provincia de San Luis