Home / opinión / Greenpeace realiza un balance por el Día Mundial del Ambiente

Greenpeace realiza un balance por el Día Mundial del Ambiente

Desde Greenpeace nos gustaría contarte que tenemos una gran celebración planeada para el 5 de junio, pero no es así.  El Día Mundial del Medio Ambiente nos encuentra, una vez más, a la espera de la correcta aplicación de la Ley de Glaciares, aprobada en 2010 y bastardeada desde entonces.

La de Glaciares es una ley de presupuestos mínimos, es decir, que el Estado Nacional tiene la obligación de garantizar un piso en la asignación de fondos para su ejecución y exigir un nivel de protección mínimo a las provincias. San Juan, que debería haber sido zona prioritaria para empezar el inventario de glaciares que exige la Ley, sólo realizó una auditoría ambiental que encomendó a Jorge Millón, ex empleado de la empresa Barrick Gold, posteriormente designado al frente al Instituto de Investigaciones Hidráulica del Gobierno de San Juan,  quién otorga los permisos y “controla” los impactos de la empresa sobre los glaciares.

El debate se empobrece aún más cuando, ante denuncias de organizaciones como Greenpeace que prueban que Veladero opera dentro San Guillermo -la primera  Reserva de Biosfera del país ubicada en San Juan-  el gobernador de esta provincia intenta llevar la discusión a límites geográficos, de los que la contaminación y el destrozo ambiental, no conoce fronteras.

Algo similar ocurre en la frontera con Chile y el proyecto binacional Pascua Lama: allí quedó probado que el emprendimiento de Barrick afectó poblaciones, glaciares y cauces de agua. Las autoridades del poder ejecutivo y judicial trasandino certificaron esto, aplicaron multas y sancionaron a la minera con la paralización del proyecto. Nos preguntamos entonces si es posible que un límite natural cambie radicalmente la realidad de este lado del mapa, donde Barrick sigue operando sin ningún llamado de atención y, hasta el momento, sacó del país el peso del obelisco en oro (más de 140 toneladas desde su puesta en marcha en 2005).

Cuando entendemos que para producir 1 gramo de oro se necesitaran 380 litros de agua, 2 litros de gasoil, 1,1 kilogramos de explosivos y 850 gramos cianuro de sodio; y que cerca del 90% de ese oro se destina a joyería y al sector financiero, se desvanecen las ganas de celebrar este día, pero no de seguir luchando en pos de impedir cualquier atrocidad cometida contra el planeta.

En el Día Mundial del Medio Ambiente, Greenpeace demanda la plena y correcta aplicación de la Ley de Glaciares y que los funcionarios apliquen controles rigurosos y efectivos sobre nuestros recursos. En su día y todos los días, exigimos respeto por nuestra Tierra.