Home / deportes / En 1928 un nadador argentino rompía un récord de Tarzán

En 1928 un nadador argentino rompía un récord de Tarzán

8 de agosto de 1928 – Alberto Zorrilla ganó la medalla de oro en los 400 metros libre de los Juegos Olímpicos de Ámsterdam, con un tiempo de 5’1” 60/100 estableciendo un nuevo primado olímpico. Atrás quedaron el gran favorito Arne Borg “la Maravilla sueca” y el australiano Andrew Charlton. El record olímpico anterior estaba en poder de John Weissmuller (el mismo que luego personifico Tarzán en el cine), con sus 5,04”2 logrado en la final de París 1924, juegos donde ganó cinco medallas de oro.

Por aquella época además de practicar water polo, remo, box y atletismo, Zorrilla, que no paraba, lució sus dotes de bailarín en su querida París y ganó un campeonato internacional de baile de salón.

Para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles de 1932 fue designado con toda justicia abanderado de la delegación argentina. Ya instalados en los Estados Unidos, a días de iniciar la competencia, los atletas argentinos mantenían un conflicto con el Gobierno Nacional: el presidente Agustín P. Justo -que había llegado al poder en elecciones fraudulentas apoyado por los militares que derrocaron a Hipólito Yrigoyen- se negaba a conceder a los deportistas un viático adecuado y los mínimos recursos necesarios. Alberto Zorrilla salió en defensa de sus compañeros y se constituyó en vocero para mediar en el conflicto. Al no llegar a un acuerdo, el nadador, en manifiesta rebeldía, no se presentó a competir para defender su medalla de los 400 metros. El gobierno explicó, en un comunicado oficial, que Zorrilla estaba enfermo.