Home / deportes / Vino a jugar un torneo de Ajedrez y se quedó para siempre en la Argentina

Vino a jugar un torneo de Ajedrez y se quedó para siempre en la Argentina

18 de setiembre de 1939: Finalizó en el teatro Politeama, en Buenos Aires, la XIII Olimpiada de Ajedrez.

Se impuso Alemania con 36 puntos. Argentina se clasificó quinto con 32 1/2 puntos. Intervinieron 27 países.

Muchos de los mejores jugadores del mundo estuvieron presentes. Tartakower y Najdorf, por Polonia; Alekhine (Francia); Capablanca (Cuba); Paul Keres (Estonia) y Eliskases, primer tablero del campeón, entre otros.

El equipo argentino se integró con Roberto Grau; Luis Piazzini; Jacobo Bolbochán; Carlos Guimar e Isaias Pleci.

Al ser sorprendidos por el inicio de la II Guerra Mundial muchos jugadores europeos optaron por quedarse en el país, entre ellos Najdorf y Eliskases.

El polaco Miguel Najdorf en primera persona cuenta: …

fue en Buenos Aires, finales del invierno del ’39. Llegó como segundo tablero del equipo polaco, a jugar las Olimpíadas, y unos días después, el 1° de setiembre, Hitler invadía Polonia.

—Allá estaba mi esposa, no pudo viajar conmigo por una gripe. También mi hijita de tres años. Mis padres, mis cuatro hermanos, primos, tíos…

—¿Qué hizo, qué sintió?

—Sentí todo y no pude hacer nada, casi nada. Durante años usé al ajedrez como esperanza, jugaba, reunía dinero, pensaba que si me hacía famoso alguien en Polonia se podía enterar, alguien de mi familia. Me metí en el negocio de seguros, pero también vendí corbatas, golosinas, lo que fuera. En el ’46 viajé a Varsovia. No había nadie. Todos habían muerto en las cámaras de gas de los nazis. Mi hijita también.”

Najdorf jugando a ciegas.