Home / economía / Guaymallén junto a Irrigación encara obras en aprovechamiento del agua

Guaymallén junto a Irrigación encara obras en aprovechamiento del agua

Se trata de un trabajo conjunto de la Municipalidad, los vecinos y el Departamento General de Irrigación.

Una importante transformación hídrica toma forma en la zona rural de Guaymallén. Fruto del trabajo en equipo entre la comuna, el Departamento General de Irrigación y los vecinos, se concreta la construcción y el revestimiento de diversos canales en los distritos Los Corralitos, Km 8 y La Primavera. Puntualmente, las obras alcanzan las calles Ángel Rodríguez, El diablillo, Ruta Provincial Nº 20, San Juan, Durán, Severo del Castillo y Benjamín Argumedo.

Si bien las características de cada hijuela varían de acuerdo a las necesidades, comparten dos aspectos fundamentales: la magnitud de estas obras es única a nivel provincial y sus múltiples beneficios generan un salto cualitativo en la calidad de vida de los habitantes del lugar y en la eficacia de la red hídrica mendocina. Esto es porque todos apuntan a mejorar la distribución del agua, evitar pérdidas, filtraciones, derrames sobre las calzadas y también a consolidar la traza vial.

En este contexto, Marcelino Iglesias destacó la importancia y los buenos resultados que se pueden obtener de experiencias mancomunadas. “El municipio aporta los materiales, y los vecinos y el Departamento General de Irrigación aportan la mano de obra. Ya hemos podido hacer más de 2.400 metros de canales que, fundamentalmente, provocan efectos benéficos en el aprovechamiento del agua, en su distribución, también en las calzadas. Lo más importante es que los vecinos de toda la zona se han prendido al principio con un poco de reticencia, pero después con mucha alegría. Hoy tenemos demanda por otras obras más, con lo cual nuestra intención es seguir adelante. Creo que es uno de los pocos departamentos donde se está haciendo esto”, sostuvo el intendente.

Sergio Marinelli, superintendente General de Irrigación, resaltó: “Estas obras conjuntas benefician tanto al riego como a los regantes, que son los propios vecinos, que también mejoran su vida cotidiana con la organización adecuada. Por suerte, le puedo agradecer tanto al intendente como a su equipo. También hay un muy buen trabajo de la Inspección de Cauce, en este caso la Vertiente Corralitos, que es la que hace de nexo y permite coordinar con las máquinas de Irrigación, con la gente del municipio y con los propios vecinos. La verdad, si podemos llevar este modelo de trabajo al resto de la provincia haríamos tres veces más de lo que hacemos todos los años”.