Home / sociedad / La Municipalidad de Maipú se iluminó de turquesa

La Municipalidad de Maipú se iluminó de turquesa

La comuna eligió este modo para sensibilizar sobre el Día Mundial de la Dislexia y Dificultades Específicas de Aprendizaje.

El 8 de octubre es el Día Mundial de la Dislexia y las Dificultades Específicas del Aprendizaje (DEA), razón por la cual el municipio se suma a iluminar de turquesa el edificio municipal para concientizar y sensibilizar sobre este trastorno. La modalidad de iluminar los edificios públicos de turquesa, color consensuado a nivel nacional, permitirá que varios sitios del país reflexionen respecto a esta dificultad en el aprendizaje. En Maipú, el Concejo Deliberante declaró de interés municipal a las Jornadas sobre DEA, proyecto presentado por el bloque opositor.

“Está claro que a pesar de las diferencias políticas, hay temas que son transversales y de interés para la comunidad en su conjunto. Poner en valor esta problemática y concientizar a la sociedad para una mejor comprensión en materia de aprendizaje es prioritario. De esta manera, adherimos a la ley Nacional 27308 que declara de interés nacional el abordaje de las personas que presentan dislexia, y dificultades específicas de aprendizaje” explicó el intendente Matías Stevanato.

El Intendente Stevanato, estuvo acompañado por el Presidente del Concejo Deliberante Elian Japaz, y los concejales Sergio Dragoni, Mauricio Pinti Clop, Maria Eliza Gomez, Maria Eugenia Da Pasano y Gustavo Aroma. Formaron parte de la actividad Silvina Gonzales Suñer y Gabriela Sanchez quienes impulsan estas acciones de sensibilización y concientización.

DEA son alteraciones evolutivas severas que se clasifican en dislexia y trastornos en la lectura, escritura y cálculo que se manifiesta la brecha ante la capacidad cognitiva y el bajo niveles de rendimiento. La causa radica en un inadecuado funcionamiento neuropsicológico y se complica por factores concomitantes que pueden ser una metodología, sistemas escolares rígidos o un ambiente familiar inapropiado.

Se diagnostica en el 3er grado cuando pasan de un periodo de entrenamiento sistemático a un pensamiento operativo y se detecta en signos lingüísticos, perceptivos, coordinación motora y razonamiento lógico matemático.